El negocio que significa la renovación de Ricardo Gareca para la FPF

El 'Tigre' Gareca se queda como técnico de la selección por tres años. Con ello, no solo se garantiza la continuidad del proyecto deportivo, sino de la marca FPF. ¿Qué gana la federación con la firma del contrato?

Ricardo Gareca permanecerá al frente de la selección durante el proceso Qatar 2022. (Foto: AFP)

Por: Manuel Patiño

En medio de una crisis institucional, la Federación Peruana de Fútbol (FPF) le renovó contrato a Ricardo Gareca por tres años al frente de la selección peruana.

¿Pero qué significa para la FPF contar con el 'Tigre' hasta el final de las próximas Eliminatorias y un año extra si clasificamos a Qatar 2022?

Para la FPF, el contrato se pinta como un 'negocio redondo', según Luis Carrillo, director del canal digital deportivo Live Media y asesor de la diplomatura de Estudios en Gestión Deportiva de la PUCP.

"La FPF está rebosante por los patrocinios, por la cantidad de gente en estadios, lo que ganó la selección en Eliminatorias y su participación en el Mundial, que le dejó US$ 8 millones", anota.

Por su parte, Raúl Rosales, director de la carrera de Administración Deportiva en la UPC, coincide en la tranquilidad que le transmite al hincha, y lo que significará en venta de tickets y derechos de televisión.

"La asistencia a los estadios, la televisión, los sponsors van a ver cierta estabilidad que es lo importante para cualquier auspicio de largo plazo", apunta.

Pero el experto también recuerda que si bien el éxtasis de los anunciantes tocó su punto más alto en los meses previos a Rusia 2018, el negocio ahora es diferente.

"No debería haber ningún cambio significativo en los auspicios, pero el desafío de la FPF es mantenerlos por los próximos cuatro años, ya que no es lo mismo negociar con y sin Mundial", señala.

Más allá de los amistosos programados con Alemania y Holanda, el primer examen de la FPF es la Copa América de Brasil, el próximo año.

Mientras aguardamos el pitazo inicial, la tarea principal de la FPF, para Rosales, es solucionar la crisis interna.

"No pueden pretender que el problema institucional no existe. Se debe comenzar a trabajar desde lo deportivo, y dar señales de avance; sino, tarde o temprano esta imagen se debilitará", subraya.

Por su parte, Carrillo destaca como punto clave la gestión de la liga local.

"Los clubes están quebrados. La selección peruana armó una burbuja que se reventó tras el partido con Francia. Ya nadie quiere ver fútbol local. La audiencia futbolera ha bajado terriblemente y los clubes no tienen patrocinadores", observa.

Para el especialista, la FPF debe concentrar sus esfuerzos en lograr un campeonato más competitivo, utilizar los recursos con este objetivo, y negociar un mejor futuro para el fútbol peruano.

Raúl Rosales culmina señalando que "las fuentes de ingreso se van a ver reforzadas, o con mayores elementos para negociar y poner sobre la mesa".