Española Gas Natural se vuelca a la electricidad

Naturgy Energy SA, que hasta la semana pasada era conocida como Gas Natural SDG SA, se retirará de 20 países para centrarse en sólo 10 y reducirá los riesgos que asume en los mercados energéticos.

Gas Natural de España. (Foto: Reuters)

Por: Agencia Bloomberg

La mayor empresa de gas natural de España prevé que la lucha contra la contaminación alejará a las economías de todo el mundo de los combustibles fósiles, generando más potencial de crecimiento en la venta de electricidad.

Naturgy Energy SA, que hasta la semana pasada era conocida como Gas Natural SDG SA, se retirará de 20 países para centrarse en sólo 10 y reducirá los riesgos que asume en los mercados energéticos. El gas pasará de representar el 57% del negocio en la actualidad al 40% en el 2022.

Francisco Reynes, que tomó el mando de la empresa en febrero con el objetivo de simplificar y mejorar los retornos de la compañía de 175 años de antigüedad, prevé que la demanda de electricidad superará al gas y que se generarán más ganancias con el desarrollo de centrales eléctricas en países que van de Brasil a Chile y México.

“Vemos más crecimiento en torno a la electricidad que en torno al gas, y ése es el motivo por el cual hemos hecho un cambio en el nombre de la compañía”, dijo Reynes en una entrevista en la oficina de Bloomberg en Londres. “Queremos que nos reconozcan como empresa global, no como empresa de gas natural”.

Entre los diversos factores que llevaron a este cambio están:

  • La fuerte caída del costo de energías renovables tales como los parques eólicos y solares que Naturgy ahora está desarrollando en lugares como España y América Latina
  • Las iniciativas del gobierno para reducir los gases de efecto invernadero, en especial el dióxido de carbono que se emite al quemar combustibles fósiles
  • Las tecnologías digitales que permiten a los consumidores de electricidad vigilar el consumo en tiempo real y a los operadores de redes equilibrar los flujos eléctricos de las energías renovables, que no generan en forma constante

En una presentación a los inversores que tuvo lugar la semana pasada en Londres, Reynes habló de vender activos por 3,000 millones de euros (US$ 3,500 millones) como mínimo. Estas medidas reducirán el porcentaje del negocio proveniente del gas y aumentarán el peso de la electricidad, como muestra la diapositiva de la presentación de Reynes a los inversores que aparece abajo.

También muestra que Naturgy ingresará a mercados más regulados y predecibles. Actualmente, casi la mitad del negocio está expuesta a riesgos vinculados al mercado de commodities o a cambios de divisas, especialmente los precios del gas natural. En el futuro, eso representará menos de un tercio.

Reynes construirá centrales eléctricas y distribuirá electricidad a los clientes, de los cuales aproximadamente la mitad se halla en España y la mitad en América Latina. Evitará la producción tradicional de energía a gran escala como la nuclear y la proveniente del carbón, que, según dijo, “tiene un futuro muy corto”.

“Vamos a triplicar nuestra capacidad energética instalada en lo que hace a la energía generada por renovables”, señaló Reynes. “Esto se hará con la cartera actual de proyectos que tenemos en casa, lo que significa que no prevemos mayor crecimiento con proyectos potenciales”.

Su plan es devolver dinero a los accionistas a menos que éste se utilice para adquisiciones, aunque esa actividad no es el motor de su estrategia.

“Estamos obsesionados con la creación de valor, no con el tamaño”, dijo Reynes.