Boeing apunta a un futuro con taxis voladores con ayuda del MIT

Boeing acordó arrendar 100,000 pies (unos 9,300 metros) cuadrados en espacio para investigación y laboratorio que se abrirá en el 2020.

Boeing

Por: Agencia Bloomberg

Boeing Co. creará un centro de ingeniería enfocado en tecnología para aeronaves sin piloto en un proyecto comercial de bienes raíces en construcción en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés).

El mayor fabricante de aviones del mundo es el primer arrendatario en comprometerse con la Iniciativa Kendall Square, del MIT, un complejo de investigación, comercio minorista y académico en Cambridge, informaron MIT y Boeing. Boeing acordó arrendar 100,000 pies (unos 9,300 metros) cuadrados en espacio para investigación y laboratorio que se abrirá en el 2020.

Boeing ha estado invirtiendo recursos en las extrañas máquinas voladoras nuevas que se están creando para transportar personas y carga por sobre las carreteras urbanas cada vez más congestionadas, que los ejecutivos creen que podrían transformar la industria aeroespacial en cuestión de años, no décadas.

Para el MIT, la incorporación aumenta la lista de empresas de primer orden ubicadas alrededor de su campus, que es famoso por las startups de tecnología y biotecnología.

El Aerospace & Autonomy Center albergará a Aurora Flight Sciences, diseñador líder de vehículos aéreos no tripulados que Boeing compró el año pasado y que tiene sus raíces en el MIT.

El nuevo centro de ingeniería también respaldará la investigación de Boeing NeXt, cuyas iniciativas incluyen los complejos sistemas de control de tráfico necesarios para administrar cielos llenos de taxis voladores y drones de carga.

"Al invertir en este nuevo centro de investigación, estamos creando un centro donde nuestros ingenieros puedan colaborar con otros ingenieros y socios de investigación de Boeing en todo el mundo y aprovechar el ecosistema de innovación de Cambridge", dijo Greg Hyslop, director de tecnología de Boeing.

Los lazos de Boeing con el MIT se remontan a la historia de la compañía. Wong Tsu, el primer ingeniero que contrató hace un siglo el fundador de la compañía, Bill Boeing, se graduó del MIT, al igual que Donald Douglas Sr. y James S. McDonnell, quienes fundaron compañías que finalmente se fusionaron para convertirse en McDonnell Douglas Corp., y que Boeing adquirió en 1997. Boeing emplea a más de 800 alumnos del MIT en todo el mundo.

La compañía también se comprometió a ser uno de los principales contribuyentes para un túnel de viento de US$ 18 millones para la universidad, considerado el más grande y avanzado de su tipo en Estados Unidos.

La Iniciativa Kendall Square, de cinco años de antigüedad, tiene como objetivo revitalizar el área con seis sitios destinados a espacios para vivienda, comercio minorista, investigación, académicos, oficinas y espacios abiertos. Kendall Square está ubicado en el área del campus este del MIT.

"Boeing será una gran adición al ecosistema de innovación de Kendall Square", dijo Steve Marsh, director gerente del grupo de bienes raíces del MIT. "Esto es lo más cercano al campus del MIT que pueden llegar físicamente los innovadores de la industria, y eso ayuda a promover importantes colaboraciones".