Amenaza de Amazon impulsa a Maersk a buscar mejoras en servicio

"Si no hacemos nuestro trabajo bien, entonces no cabe duda de que las grandes y poderosas empresas como Amazon analizarán si lo pueden hacer mejora ellas mismas", dijo Soren Skou, máximo ejecutivo de A.P. Moller Maersk A/S.

Maersk

Por: Agencia Bloomberg

La compañía de transporte de contenedores más grande del mundo está tratando de evitar que clientes como Amazon.com Inc. y Alibaba Group Holding Ltd. se conviertan en competidores dentro de algunos años.

" Amazon es una amenaza si no hacemos un buen trabajo para ellos", dijo Soren Skou, máximo ejecutivo de A.P. Moller Maersk A/S, en una entrevista telefónica. "Si no hacemos nuestro trabajo bien, entonces no cabe duda de que las grandes y poderosas empresas como Amazon analizarán si lo pueden hacer mejora ellas mismas".

Las acciones de FedEx Corp. y UPS Inc. cayeron la semana pasada tras un informe de que Amazon planea realizar más entregas a sus clientes. 

La pregunta que ahora se hace la industria marítima es en qué medida el minorista en línea también intentará tener un mayor control del transporte de los envíos con destino a los almacenes de Amazon. Por ahora, esos volúmenes tienden a ser manejados por Maersk y compañías similares.

Asumir un mayor control de los envíos daría a Amazon, con sede en Seattle, más flexibilidad y ayudaría a evitar una posible congestión en sus almacenes.

Skou está apostando a que su estrategia de combinar las actividades de contenedores del conglomerado Maersk, incluida una línea naviera, un operador portuario y un proveedor de servicios de expedición de carga, ofrecerá a Amazon y a otras compañías similares la cadena de suministro integrada que necesitan.

No es solo una cuestión de una entrega sin altibajos, dijo Skou. Los gigantes minoristas como Amazon también quieren mejor información sobre los envíos para administrar las cadenas de suministro de la manera más eficaz posible. Maersk está implementando una nueva estrategia de digitalización para modernizar una industria en la que las reservas a menudo aún se realizan por teléfono.

El mes pasado, formó una empresa conjunta con IBM para desarrollar el uso de la tecnología de cadena de bloques para administrar y rastrear el comercio transfronterizo.

"A Amazon no le interesan los teléfonos y el correo electrónico, quieren conectarse electrónicamente y digitalmente para que el negocio realice transacciones por sí mismo", dijo Skou. "Esto coincide con nuestra nueva estrategia: quieren un envío de contenedores de extremo a extremo y nosotros queremos ofrecer el servicio completo".

La compañía con sede en Copenhague ya ha recorrido un largo camino. En el 2014, el proceso de completar una reserva de contenedores en Maersk demoraba más de 2 horas. En el 2016, el promedio fue de 22 minutos, y la administración quiere reducirlo a tan solo 2 minutos este año.

Al crear sistemas de envío más integrados y digitalizados, compañías como Maersk y Amazon también podrían acelerar la automatización en todas las cadenas de suministro, dijo Luis Benito, director de estrategia de innovación de Lloyd’s Register, con sede en Southampton, Inglaterra, que clasifica la flota mercante mundial desde 1760.

Para empezar, eso podría significar la optimización de los espacios de entrega para los buques a medida que llegan a los puertos. A más largo plazo, la digitalización exitosa puede servir como catalizador para muchos otros aspectos de la automatización en la industria marítima, dijo.

"La capacidad de Maersk para entender el mercado e integrarse con una gran empresa como Amazon es muy inteligente", dijo Benito. "Se dan cuenta de que Amazon puede ser un desestabilizador, por lo que es mejor tratar de trabajar juntos".

Si bien Maersk es un gigante en el envío de contenedores y en las operaciones portuarias, Damco, su unidad de servicio de gestión de suministro y expedición de carga, es relativamente pequeña y deberá crecer para cumplir con las ambiciones del conglomerado.

"Damco puede, en principio, entregarlo todo, pero no tiene la misma huella y escala global", dijo Skou. "No estamos planeando grandes adquisiciones, pero puede haber pequeños rincones en los que tenga sentido comprar una pequeña empresa que ofrezca tecnología, habilidades o capacidades que aún no tenemos".