Amazon se fija en los cielos chilenos en busca de datos sobre las estrellas

Ejecutivos de Amazon llevan dos años en conversaciones con el gobierno chileno para establecer un posible centro de datos que proporcione infraestructura a las empresas locales y al gobierno para almacenar información en la nube.

Amazon (Foto: Reuters)

Por: Agencia Reuters

Amazon.com está en conversaciones con Chile para albergar y extraer cantidades enormes de datos generados por los telescopios del país, lo que podría ser un terreno fértil para que la compañía desarrolle nuevas herramientas de inteligencia artificial.

Las conversaciones, de las cuales no se ha informado mucho hasta la fecha y que fueron descritas a Reuters por funcionarios chilenos y un astrónomo, tienen como objetivo aumentar el crecimiento del negocio de computación en la nube de Amazon.com Inc en Latinoamérica e impulsaría su capacidad de procesamiento de datos.

El gobierno de centroderecha del presidente Sebastián Piñera , que busca reducir la dependencia del cobre de la economía chilena -valorada en US$ 325,000 millones-, anunció planes la semana pasada para reunir datos de todos sus telescopios en un observatorio virtual almacenado en la nube, sin aportar un cronograma.

El gobierno se refirió al potencial de la innovación ligado a los astrodatos, pero no ofreció detalles ni hizo comentarios sobre las compañías que podría albergar esta información en la nube.

Ejecutivos de Amazon llevan dos años en conversaciones con el gobierno chileno para establecer un posible centro de datos que proporcione infraestructura a las empresas locales y al gobierno para almacenar información en la nube, dijo a Reuters un funcionario de InvestChile, el brazo inversor del gobierno.

Durante al menos una parte de este tiempo, las reuniones han incluido discusiones sobre la posibilidad de que Amazon Web Services (AWS) albergue los astrodatos, dijo el astrónomo Chris Smith, basado en intercambios de correos electrónicos entre AWS y funcionarios del Ministerio de Economía chileno en los seis últimos meses. Smith era entonces jefe de misión del observatorio AURA, que administra tres proyectos de telescopios financiados con fondos federales estadounidenses en Chile.

Jeffrey Kratz, gerente general de AWS para el Sector Público en América Latina, Caribe y Canadá, y que visitó Chile para conversar con Piñera, confirmó el interés de la compañía en los astrodatos, pero aseguró que Amazon no tiene anuncios para hacer en la actualidad.

"Chile es un país muy importante para AWS", dijo en un correo electrónico. "Seguimos sorprendidos por el increíble trabajo en astronomía y los telescopios, como verdaderos ejemplos de innovación y tecnología trabajando juntos".

"Los telescopios chilenos pueden beneficiarse de la nube al eliminar el trabajo pesado de administrar las IT (Tecnologías de la Información, por sus siglas en inglés)", agregó Kratz.

AWS es uno de los sectores de más rápido crecimiento en el negocio general de Amazon. En julio reportó ventas de 6.100 millones de dólares en el segundo trimestre, un alza del 49 por ciento frente al mismo periodo del año pasado y un 12 por ciento de las ventas generales de Amazon.

Chile alberga el 70% de la inversión mundial en astronomía gracias a los cielos despejados del norteño desierto de Atacama, el más árido del planeta. En cinco años, el país sudamericano tendrá tres de los cuatro telescopios de próxima generación que hay en el mundo, valorados en mil millones de dólares cada uno, según Smith.

Tanto él como los funcionarios del Ministerio de Economía que encabezan la iniciativa chilena para almacenar astrodatos en la nube creen que hay potencial en asuntos más mundanos.

Las herramientas especialmente desarrolladas para el proyecto de astrodatos podrían ser aplicables a una amplia variedad de asuntos, como el rastreo de ladrones potenciales, evasores en el transporte público o animales en peligro de extinción, afirmó Julio Pertuzé, un funcionario ministerial, a Reuters en el acto en que se anunció el objetivo de Chile de construir un observatorio virtual en la nube.

Smith agregó que la misma tecnología podría aplicarse también a la medicina y la banca para detectar anomalías en grandes series de datos.

Amazon, cuyo fundador y accionista principal Jeff Bezos es conocido por su interés en el espacio, ya aporta una plataforma en la nube para los datos del Telescopio Hubble y el Centro Internacional de Investigación de Radioastronomía de Australia.

Mientras Amazon explora el potencial de los astrodatos en Chile, su rival tecnológico Google, propiedad de Alphabet Inc , ya es miembro del Gran Telescopio para Rastreos Sinópticos (LSST, por sus siglas en inglés), que estará en pleno funcionamiento en el Cerro Pachón de Chile en 2022. Google tiene además un centro de datos establecido en el país.

Justin Burr, asociado de relaciones públicas en la división de Aprendizaje de Inteligencia Artificial y Máquinas de Google, declinó hacer comentarios sobre los planes de astrodatos de Google o su implicación en otros proyectos de telescopios.

De forma separada, una portavoz de Google dijo la semana pasada que la compañía anunciará sus planes de expansión para su centro de datos chilenos el 12 de septiembre.

Smith dijo que lo que los chilenos denominan Iniciativa de Astroinformática -para aprovechar el potencial de los astrodatos- podría permitir el acceso de Amazon Web Services a la investigación que están haciendo los astrónomos en proyectos como el LSST.

"Vamos a tener que ir a través de una gran base de datos de miles de millones de estrellas para encontrar las tres estrellas que quiere un astrónomo", dijo Smith, agregando que no es muy distinto de buscar en una base de datos de miles de millones de personas para encontrar el perfil adecuado para un anuncio dirigido.

"Así que una herramienta que podría desarrollarse en el LSST o en el mundo astronómico podría ser aplicable para Amazon en su mundo comercial", agregó.

Desde que habló con Reuters, Smith fue trasladado desde su puesto al frente de AURA a un nuevo cargo en la Fundación Nacional de Ciencias de Estados Unidos.

El papel de Amazon en el proyecto de astrodatos también la daría entrada a un mercado en el que busca expandirse. Amazon, que controla casi un tercio del negocio mundial de computación en la nube, por delante de Microsoft Corp y Google, ha tenido dificultades para atraer a las instituciones públicas en Latinoamérica, incluidas instalaciones de investigación, para almacenar sus datos en línea en lugar de en máquinas físicas.

AWS declinó aportar información sobre el tamaño de su negocio regional en América Latina.

El ministro de Economía, José Ramón Valente, dijo en el anuncio de la semana pasada que Chile "tiene un potencial enorme en sus cielos prístinos y que ese potencial no es solamente la observación del universo, sino que además la cantidad de datos que genera esa observación".