Amazon, Alibaba, eBay y Rakuten acelerarán acción contra productos peligrosos

Los cuatro gigantes del comercio electrónico en el mundo suscribieron dicho compromiso ante la Comisión Europea.

Foto 3 | Amazon: US$ 208 mil millones (€176,8 mil millones) (Foto: Bloomberg)

Por: Agencia EFE

Bruselas.- Cuatro gigantes del comercio electrónico se comprometieron hoy con la Comisión Europea (CE) a acelerar su respuesta cuando las autoridades les notifiquen de que venden un producto peligroso y a tomar medidas en un máximo de dos días laborables.

La declaración, anunciada hoy por la titular europea de Consumo, Vera Jourová, une a Alibaba (plataforma china que opera a nivel internacional a través de Aliexpress), las estadounidenses Amazon e eBay y la japonesa Rakuten en un consenso para acelerar su respuesta ante productos peligrosos ofertados en sus páginas web.

Si la notificación procede de un consumidor, las cuatro plataformas se comprometieron a actuar en un plazo de cinco días laborables.

El compromiso con Bruselas incluye también la consulta "proactiva" de productos no alimentarios peligrosos recogidos en el Sistema de Alerta Rápida de la Unión Europea (UE), donde en 2017 llegaron más de 2,200 avisos.

Las plataformas deberán actuar para asegurar que la ofertas de productos peligrosos ya eliminadas no vuelvan a aparecer y se comprometen a formar a sus vendedores sobre cómo cumplir con la legislación europea sobre seguridad.

Las ventas en línea en plataformas como las firmantes de esta declaración supusieron en 2016 en 20% de todas las ventas en internet en los veintiocho, pero la actual directiva europea de comercio electrónico no regula detalladamente los procedimientos para eliminar ofertas problemáticas.

La comisaria europea de Consumo aseguró que el compromiso de las cuatro plataformas va "más allá" de a lo que les obliga la ley e instó a otras webs de comercio electrónico a unirse a la declaración.

"Los consumidores deberían estar igual de seguros cuando compran en línea y cuando compran en una tienda", subrayó Jourová.