Las acciones de Petrobras pierden casi un 13 % por la huelga de camioneros

La protesta ha empezado a generar un creciente desabastecimiento en diversas áreas.

Trabajadores de Petrobras pagarán pecados del pasado por 18 años

Por: Agencia EFE

Sao Paulo.- Las acciones de la petrolera brasileñaPetrobras  perdían hoy cerca de un 13 % en la Bolsa de Valores de Sao Paulo, como consecuencia de la huelga de camioneros que comenzó en el país el pasado lunes por los elevados precios del diesel.

Cuando la sesión de la bolsa paulista llegaba a su ecuador, los papeles preferenciales de la petrolera estatal cedían hoy un 12,98 %, en tanto que los ordinarios caían un 11.30 % y arrastraban al índice Ibovespa, que operaba con pérdidas del 1.58 %.

Según operadores del mercado, ese movimiento era consecuencia de la decisión anunciada este miércoles por Petrobras, de reducir el precio del diesel en un 10 % durante los próximos quince días, a fin de "contribuir" a encontrar una solución al paro camionero.

La rebaja del precio fue comunicada un día después de que el presidente de Petrobras, Pedro Parente, afirmó que la política de precios de la empresa, que implica revisiones diarias en función de los mercados petrolero y cambiario, no sería alterada por la presión que ejercen los transportistas.

La propia empresa, controlada por el Estado pero con acciones cotizadas en las bolsas de Sao Paulo, Nueva York y Madrid, admitió que la reducción del precio del diesel le costará cada día unos 90 millones de reales (25 millones de dólares).

Analistas de la Bolsa de Sao Paulo consideraron que esa decisión ha puesto en duda la independencia de la empresa, que pudo haber tomado esa decisión por presiones del gobierno, que desde el lunes intenta infructuosamente llegar a un acuerdo con los camioneros.

El propio presidente Michel Temer recibió este miércoles a representantes de los sindicatos, a quienes planteó una "tregua" de "dos o tres días" para intentar hallar una solución, pero su pedido no fue aceptado y la huelga se mantenía hoy, por cuarto día.

La protesta ha empezado a generar un creciente desabastecimiento en diversas áreas, que se siente sobre todo en la escasez de algunos alimentos y combustibles, cuya distribución ha sido prácticamente paralizada desde el pasado lunes.