Cultura bancaria ‘ágil y eficiente’ permitió lavado de dinero

En Danske Bank A/S, “la cultura era resolver los problemas en un nivel más bajo en lugar de elevarlos a las personas de niveles superiores”, dijo Jesper Berg, director general de la Autoridad de Supervisión Financiera de Copenhague.

Lavado de dinero en Europa. (Foto: Bloomberg)

Por: Agencia Bloomberg

El banco más grande de Dinamarca podría haber permitido que su “eficiente maquinaria” lo cegara ante años de señales de advertencia de que algo estaba muy mal, según el director del ente regulador de las finanzas del país.

En Danske Bank A/S, “la cultura era resolver los problemas en un nivel más bajo en lugar de elevarlos a las personas de niveles superiores”, dijo Jesper Berg, director general de la Autoridad de Supervisión Financiera de Copenhague.

Berg, cuyo organismo acaba de publicar un cáustico informe después de pasar más de medio año investigando los detalles de infracciones a las medidas contra el lavado de dinero en la sucursal estonia de Danske, dijo que las pruebas que vio apuntaban a un entorno en el cual a los empleados los incomodaba llevarles malas noticias a sus superiores.

“Obviamente eso revela un problema en lo que hace a cultura: muestra que hay una maquinaria muy eficiente para la ejecución –se abordan los problemas- pero no se los comunica a los niveles más altos”, dijo Berg.

El máximo responsable de Danske, Thomas Borgen, se ha disculpado por no impedir que el banco se convirtiera en un lavadero de presuntos delincuentes que, según los informes del diario Berlingske que dieron lugar a la investigación de la ASF, canalizaron miles de millones de dólares provenientes de Rusia, Azerbaiyán y Moldavia a través de la sucursal de Estonia entre el 2010 y 2014.

El gobierno danés calificó el papel de Danske en el escándalo de “imperdonable”. El banco central dice que el caso ha puesto en peligro la reputación de todo el país.

El ente regulador no ha llegado a tomar medidas contra los actuales ejecutivos de Danske pero dijo que eso podría cambiar si surgieran nuevas pruebas.

El regulador de Estonia está evaluando iniciar otra investigación sobre Danske después de concluir que el banco podría haberlo engañado al retacear información sobre un cliente vinculado al primo del presidente de Rusia Vladimir Putin, Igor Putin, así como sobre personas con estrechos lazos con el servicio de seguridad ruso.

Danske, que ha tenido ganancias récord en los últimos años, ha reconocido que falló en la gestión de riesgos. Borgen sostiene que se han dictado medidas para garantizar que no vuelvan a transgredirse las normas antilavado. Un ejecutivo de Danske ha dejado la institución como consecuencia de una investigación interna en curso y, desde el mes pasado, el departamento de contralor normativo tiene que reportar directamente al CEO.

Danske tiene hasta el 30 de junio para cumplir con las órdenes de la ASF, que incluyen crear una mejor función de contralor normativo y tener unos US$ 800 millones más de capital de reserva. Al banco también se le ha ordenado ser más sincero con el regulador.

“Claramente es algo inusual que nosotros les ordenemos asegurarse de que lo que nos informan es correcto”, dijo Berg. “Eso no es algo que normalmente tengamos que hacer”.