El costo de la corrupción, ¿demasiado grande para ignorarlo?

La consultora PwC analiza la relación entre la corrupción y el PBI per cápita, un indicador de la calidad de vida.

El costo de la corrupción, ¿demasiado grande para ignorarlo?

Por: Redacción Gestión

El análisis de PwC muestra que el incremento de los niveles de corrupción percibidos se asocia con una disminución de $ 380 en el PBI per cápita y por consiguiente disminuye el nivel de calidad de vida.

Por el contrario, cuando se perciben menores niveles de corrupción persistente se asocian con niveles aún mayores del PBI per cápita. Según PwC hay buenas razones para creer que reduciendo la corrupción, también se puede impulsar la prosperidad económica, tal como lo discutiremos más adelante.

¿Qué significa esto para las empresas? La consultora explica que los altos niveles de corrupción actúan como un impuesto adicional sobre los negocios y por lo tanto tienden a aumentar el costo de hacer negocios.

Esto tiene implicancias para el bienestar de los consumidores, ya que estos costos suelen trasladárselos a ellos, especialmente si la demanda de los productos o servicios asociados son menos sensibles a los cambios de precios.

"Nuestro análisis sugiere que las industrias netamente de materias primas tales como la minería, construcción y extracción de petróleo y gas son mercados donde los CEO sienten que la corrupción representa una amenaza significativa", advierte.

Esto tiene sentido, ya que las industrias extractivas, a menudo, se desarrollan en economías emergentes, donde la corrupción tiende a ser un gran problema que se desencadena desde un conjunto de permisos y de relaciones oficiales con el gobierno, que permiten crear oportunidades para el soborno, y como consecuencia, la corrupción.

Además, según PwC, estos son sectores donde se espera que la demanda de los commodities sea, en cierto modo, inelástica debido a la falta de alternativas.

Sin embargo, en sectores como el de comercio, salud (con excepción de los productos farmacéuticos) y servicios públicos, al parecer, están menos amenazados por los efectos del soborno y la corrupción, debido a la transparencia de algunos de estos sectores, particularmente en términos de precios.

"Un problema más global De acuerdo a Transparencia Internacional, la Corrupción podría ser aún más aguda que lo que sugiere nuestra encuesta, con un 68% de países en todo el mundo que identificaron tener un serio problema de este tipo", menciona.

En este sentido, PwC recomiendo que las empresas deben contribuir a eliminar este problema por su propio bien. Una investigación del Banco Mundial ha encontrado que las empresas que pagan sobornos tienen mayores probabilidades de incurrir en costos más altos y mayores, sin contar con el tiempo invertido en lidiar con la burocracia y la carga regulatoria.