Cepal eleva ligeramente su pronóstico de crecimiento para Perú en 2018

El organismo internacional avisora que la economía peruana se vería favorecida por el impulso de una política fiscal expansiva con gasto en obra pública.

Fitch señala que la tensión política tiene impacto negativo de crecimiento económico de este y el próximo año (Foto: Andina).

Por: Redacción Gestión

En abril del presente año, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe ( Cepal) había estimado que la economía del Perú iba a crecer en 3.5% en el 2018 pero hoy emitió un nuevo informe en el que elevó ligeramente dicho pronóstico.

Según el Estudio Económico de América Latina y el Caribe 2018, presentado hoy por la Cepal, en el primer trimestre del presente año se registró cierta recuperación de la actividad económica del Perú.

Esto en un contexto de transición de poder, relativamente tranquila y rápida, a la gestión del presidente Martín Vizcarra.

"Para 2018, la Cepal proyecta un crecimiento económico del 3.6%. Esta estimación se fundamenta en el impulso de una política fiscal expansiva con gasto en obra pública (obras de reconstrucción en el norte del Perú y para los Juegos Panamericanos, renovación de la Refinería de Talara y ampliación del Metro de Lima, entre otras)", dice el texto.

Sin embargo, advirtió que esa política fiscal no está exenta de riesgos de subejecución.

La Cepal también espera una reactivación de la inversión privada impulsada por el empuje de la demanda externa y la evolución al alza del precio de los productos básicos de exportación.

"Además, se espera que continúe una política monetaria de corte expansivo que neutralice las subidas de las tasas de interés internacionales y empuje el crecimiento del crédito para alentar la inversión privada y el consumo", indicó.

Según el documento, el crecimiento promedio general de la región de América Latina y el Caribe, cuya proyección disminuyó siete décimas a 1.5% con respecto a la última estimación entregada por el organismo en abril pasado, mantiene una tendencia positiva, si bien muestra signos de ralentización.

Al igual que en ocasiones anteriores, la Cepal mencionó que existe una gran heterogeneidad entre los distintos países y subregiones, ya que se espera que América del Sur crezca 1.2% en 2018, mientras que América Central lo haría en 3.4% y el Caribe en 1.7%.

En relación a los países, República Dominicana y Panamá liderarán el crecimiento de la región, con aumentos del Producto Interno Bruto (PBI) de 5.4% y 5.2%, respectivamente, seguidos por Paraguay (4.4%), Bolivia (4.3%), Antigua y Barbuda (4.2%), y Chile y Honduras (ambos con 3.9%).

El estudio de la Cepal agrega que este crecimiento regional se da en un escenario global complejo, caracterizado por conflictos comerciales entre Estados Unidos, China y otras naciones; riesgos geopolíticos crecientes; una caída en los flujos de capitales hacia los mercados emergentes en los últimos meses y un alza en los niveles de riesgo soberanos; depreciaciones de las monedas locales frente al dólar; y una expansión económica mundial que tiende a perder dinamismo.

Asimismo, el informe indica que la recaudación tributaria de América Latina se mantiene estable en 2018 en torno al 17.8% del PBI (frente al 17.9% anotado en 2017), mientras que la inflación promedio se mantiene dentro de lo esperado (6.5% a junio frente al 5.3% en 2017, excluyendo a Venezuela).

En tanto, la tasa de desocupación urbana regional ha dejado de crecer y se mantendría en 9.2%, por debajo del 9.3% del año pasado, gracias a una mayor generación de empleo asalariado (1.4% en el primer trimestre de 2018, luego de anotar 0.3% en 2017).