Castilla: Se pone en juego S/. 50,000 millones si no hay cambios en Ley de Contrataciones del Estado

El titular del MEF afirmó que en los procesos de contratación del Estado se presentan menos de dos postores. Anunció flexibilización con mayor control.

Castilla: Se pone en juego S/. 50,000 millones si no hay cambios en Ley de Contrataciones del Estado

Por: Redacción Gestión

El ministro de Economía y Finanzas, Luis Miguel Castilla, afirmó que el Estado peruano contrata anualmente cerca del 10% del PBI, los cuales están en juego si no se hacen cambios en la Ley de Contrataciones del Estado.

Durante su presentación en la reunión conjunta de las comisiones de Economía y Fiscalización del Congreso, Castilla explicó que el proyecto de la nueva ley de contrataciones busca una mayor flexibilidad de los procesos con un adecuado control.

"Tenemos que ser muy conscientes estamos hablando de 10 puntos del producto y son casi S/. 50,000 millones que están en juego", afirmó.

De acuerdo con el ministro, la reforma de la ley de compras del Estado busca una gestión por resultados y para ello es necesario una mayor flexibilización y con ello un control adecuado de los procesos.

Según Castilla, el hecho de que haya mayor rigidez en las normas solo ha logrado que la corrupción en el Estado se incremente.

Además, señaló que lo complicado de los procesos hace que haya menos de dos postores por cada proceso, cuando en Chile se supera los seis postores por concurso.

Cambios Entre los cambios que plantea la ley, destacan el incremento de 3 UIT a 8 UIT el monto de las compras que están fuera de la ley, las cuales deberán ser registradas en el OSCE para poder controlarlas.

También se buscará homologar criterios entre las entidades del Estado para las contrataciones, así como darle discresionalidad a las autoridades para la firma de los contratos.

Además, se cambiará el valor el valor referencial de los productos y servicios por el valor estimado lo que permitiría contratar a menores costos y con mayor calidad.

Asimismo, se buscará mejorar los procesos de arbitraje ya que actualmente el Estado pierde el 50% de estos.