Aranceles de Donald Trump a China impulsarían ventas de pota peruana a EE.UU.

Perú exportó unas 9,000 toneladas de pota a Estados Unidos en el año 2016 por US$ 16 millones, pero en el 2017 le envió 7,000 toneladas por un valor total de US$ 17 millones, dijo la Oficina Comercial del Perú (Ocex) en Nueva York.

Las exportaciones peruanas de pota al mundo ascendieron a US$ 296 millones. (Foto: Difusión)

Por: Redacción Gestión

Los nuevos aranceles del gobierno de Donald Trump a las importaciones de China, gravadas con un 25%, harán que las importaciones de pota y otros productos disminuyan desde ese país y Estados Unidos buscará precios más competitivos con otros proveedores como Perú y Chile, afirmó la Oficina Comercial del Perú (Ocex) en Nueva York.

Señaló que, en cierto modo, la medida favorece al producto peruano que ingresará con mayor acogida a este mercado. Así, esta medida es una especie de rebote a las imposiciones del gobierno actual de Estados Unidos, donde más de 200 productos marinos junto con otros productos agrícolas provenientes de China se han visto afectados.

Perú es el principal proveedor de pota de Estados Unidos según estadísticas del Departamento de Comercio. La pota o calamar gigante “Giant Squid” por su nombre en inglés, o su nombre científico "Dosidicus Gigas" es un molusco de alto consumo sobre todo en el mercado estadounidense.

El código armonizado no diferencia el calamar gigante del calamar regular, por lo que se hace difícil puntualizar las cantidades importadas de la pota en Estados Unidos.

Sin embargo, el Perú exportó a este mercado unas 9,000 toneladas de pota en el año 2016 valorizado en US$ 16 millones, mientras que en el 2017 solo se exportaron unas 7,000 toneladas pero con un valor total de US$ 17 millones.

La disminución en el volumen de exportaciones de pota hacia el mercado estadounidense se produjo como consecuencia de los efectos climatológicos del fenómeno del Niño, que causó escasez del producto debido a que las fuertes corrientes originaron la dispersión de la pota en el océano.

Al mismo tiempo, la cantidad total de la disminución de las importaciones de Estados Unidos desde todos los países fue de alrededor de 53% en relación al año anterior debido principalmente a la contracción de la oferta por las razones mencionadas.

El mercado internacional del calamar gigante o pota totaliza alrededor de 1’100,000 millones de toneladas métricas. De acuerdo a un artículo de Matilde Mereghetti (2017) publicado por Undercurrent News (UCN) "Perú pesca entre 500-600,000 toneladas métricas de calamar gigante (anualmente), Chile tiene una cuota de 200,000 TM, China ha pescado en los últimos tres años 250,000-300,000 TM y han estado creciendo rápidamente sus capturas".

Estas cifras ponen al Perú como primer productor de pota en el mundo. Con el fin de mantener el posicionamiento del Perú como primer productor sería necesario que las empresas inviertan en obtener certificaciones que garanticen la sostenibilidad del producto, como por ejemplo la certificación MSC, lo cual generará mayor confianza y aceptación en el mercado internacional.

El consumo de calamar gigante o pota no es fácil de determinar pero puede deducirse que la mayoría de consumidores son personas adultas, por lo cual, si se considera que hay 251 millones de adultos en Estados Unidos (World Population, 2018) y que el total importado en el 2016 sumaron unas 66,500 toneladas métricas aproximadamente (siendo que la importación bajó en el 2017, se considera la cifra más alta del 2016) el resultado entonces sería 0.265 kg/cápita.

Asimismo, se estima que el consumo seguirá creciendo a medida en que la población adulta se incremente.

Los precios en el mercado tuvieron un alza sustancial debido a la escasez del producto entre el 2016 y 2017, periodo en el cual la variación fue de más del 50% alcanzado en algún momento hasta el 57.2% con el producto proveniente de Perú hacia Estados Unidos.

La pota es importada principalmente en las siguientes presentaciones: congelada, en anillos, en trozos en salmuera, en aletas en trozo, en mix packs o paquetes mixtos con otros moluscos y crustáceos, en forma de hamburguesa, empanizada lista para cocinar, o incluso lista para consumir previo calentamiento.

En cuanto a los puertos de ingreso más frecuente en los Estados Unidos de este producto son: Miami, Filadelfia y Los Ángeles. En referencia al consumidor final, la pota es comprada en diversas presentaciones que reemplazan otros productos similares.

Por ejemplo, los tentáculos reemplazan al pulpo y se ofrecen en diversos platos como ensaladas o se mezcla con otros mariscos como baby pulpo o con salsas de tomate y con pastas.

Del mismo modo, los anillos o aros de pota son ofrecidos en restaurantes, en las presentaciones de empanizados y fritos en la forma de calamares.

Respecto a las importaciones, destacan el filete precocido congelado y el filete crudo congelado. Estas presentaciones se destinan principalmente a la industria de procesamiento y suelen incluirse en las combinaciones de mariscos diversos para la preparación de diferentes platos.

Por ejemplo, la preparación de hamburguesas con pota por ser de color muy claro tendría una buena aceptación en este mercado. La pota es un alimento valioso por provenir del mar y según The Health Site, portal de bienestar, contiene omega 3, vitamina B12 y B6, de pocas calorías y es una buena fuente de proteína.

Importantes supermercados en Estados Unidos ofrecen la pota o calamar gigante congelado en sus diversas presentaciones, entre ellos resaltan Walmart , Citarella, Shop Rite, Giant, Stop and Shop, entre otros. Incluso la venta de pota congelada y envasada se hace a través de las tiendas en línea como Alibaba y Amazon.

Esta es una buena oportunidad para que los empresarios peruanos puedan aprovechar y exportar la pota al mercado norteamericano en momentos en que el precio es favorable así como la coyuntura de la situación arancelaria entre Estados Unidos y China.

Para ello, se sugiere que se realice una campaña intensa en las diferentes ferias de alimentos, así como visitas a potenciales compradores en el mercado estadounidense para ofrecer el producto y lograr el aumento de sus exportaciones.