¿Su empresa sufrió un siniestro? Sepa cómo protegerla hasta que vuelva a operar

Especial TU DINERO. Cuando una empresa sufre algún siniestro debe cerrar por un tiempo, la cobertura de lucro cesante le reembolsa por esas ventas que pierde o esos gastos fijos que sigue generando, hasta que reinicie su actividad.

Tener una empresa significa asumir riesgos. Estos no solo son propios del negocio sino también los que se relacionan a causas ajenas que pueden hacer que su actividad comercial o productiva se paralice.

Esto ocurrió con muchas empresas que, a consecuencia de El Niño costero, tuvieron que interrumpir sus operaciones, ya sea porque directamente se dañaron sus instalaciones o porque sus clientes y/o proveedores fueron afectados.

Sin embargo, a pesar de que la empresa esté paralizada y no genere ingresos, hay gastos fijos que tiene que asumir. Para situaciones como la descrita, existen seguros cuya finalidad es indemnizar a los negocios cuando, a causa de un siniestro, no pueden operar por algún tiempo.

La cobertura de lucro cesante compensa a las empresas por las pérdidas de utilidad o por los gastos fijos durante el periodo que les toma reactivarse, o reiniciar sus operaciones, explicó Luciano Bedoya, gerente de la división de seguros generales de Pacífico Seguros.

Por ejemplo, cuando un cliente sufre un incendio o por las lluvias, como en El Niño, para por un tiempo, la cobertura de lucro cesante reembolsa esas ventas que pierde o esos gastos fijos que sigue generando por el periodo que le tome volver a operar, detalló.

Siniestros de clientes o proveedores
Asimismo, precisó que no necesariamente el siniestro tiene que afectar directamente a la empresa asegurada. Si de forma indirecta lo afecta, y por ello no puede operar, el seguro también se activa, resaltó.

“¿Qué pasa si mis proveedores o mis clientes tienen un siniestro y dejan de operar? No voy a recibir el insumo de mi proveedor o mi cliente no me va a comprar, y, por tanto, no produciré. Para ello está la cobertura de lucro cesante contingente, que cubre esa pérdida de negocio que voy a tener”, dijo Bedoya.

Inclusive, en estos escenarios de lluvias, en algunos casos las empresas no tuvieron daños, pero la carretera o el acceso al negocio sí se trabó. En esos escenarios, hay coberturas de lucro cesante por interrupción de acceso.

El ejecutivo advirtió que pese a que la mayoría de empresas deberían contar con este seguro, pues son vulnerables a tales riesgos, son pocas las que lo adquieren.

[LEA TAMBIÉN: Aseguradoras reportan que siniestralidad se disparó a 722% por Niño Costero]

¿De qué depende que tome esta póliza?
Como en todo seguro, se tiene que medir el costo – beneficio.
Tomar este seguro va a depender del impacto que al final pueda anticiparse que tenga un evento, señaló.

Explicó que esta cobertura tiene un deducible que se contabiliza en días (entre cinco y 10 días). Es decir, tienen que haber transcurrido por lo menos 10 días de paralización del negocio para que la aseguradora empiece a pagar por las ventas o gastos fijos.

“Si el dueño de la empresa cree que en cinco días podría volver a operar, realmente no necesita el seguro porque las coberturas de lucro cesante tienen deducible en días”, aclaró.

Indenmización
Hay dos modalidades de devolución: por utilidad bruta o por gastos fijos.
Si la utilidad bruta se declara en S/ 100 al año y el periodo de paralización ha sido de 30 días, el monto a indemnizar será la proporción que representan los 30 días con respecto al año y se le descontará el deducible, precisó Bedoya.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Economía para todosCarlos Parodi

Empleo en Lima Metropolitana

Ruarte's - Washington CapitalLuis Moscoso

¿Que significa la reducción de la “Hoja d...

Mirando los Negocios al RevésJorge L. Boza

Monaguillos, estatuas y lavado de ropa. El c...

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO