Niño Costero: ¿Cómo funciona el periodo de gracia en empresas afectadas?

PwC recomienda solicitar una simulación de la reprogramación para tomar la decisión más acertada.

El fenómeno del Niño costero provocó que muchas empresas se vean seriamente afectadas en el cumplimiento de sus obligaciones comerciales y financieras en el corto y mediano plazo.

En nuestro país, – recordó Sergio Mendoza, gerente de auditoría financiera de PwC Perú – de acuerdo a lo establecido por Asbanc y la SBS, las instituciones bancarias brindaron facilidades a sus clientes para contribuir a la recuperación de sus economías, reprogramando las deudas de empresas que se encuentren en sitios declarados en emergencia por dicho fenómeno a un plazo de seis meses.

Con esta modificación, no serían afectadas las calificaciones crediticias de los clientes y tampoco se aplicarían intereses moratorios ni penalidades.

“Sin embargo, lo que no conocemos sobre estas reprogramaciones, también llamadas periodos de gracia, es su efecto; el cual deberá ser reconocido en los estados financieros en cumplimiento de las Normas Internacionales de Información Financiera”, alertó.

Considerando el primer tipo de periodo de gracia, donde el pago de la cuota será únicamente para cubrir los gastos de la deuda (intereses, comisiones y seguros) y no para amortizar capital, el efecto a ser reconocido en los estados financieros son los gastos devengados. En este caso, la deuda no se reducirá; y se ampliará el plazo del crédito o incrementará el monto de las siguientes cuotas que serán pagadas.

Por su parte, en el segundo tipo, que incluye la reprogramación del total de la cuota, los gastos deberán ser reconocidos en los estados financieros en el mes en el que se devenga. “Aquí, la deuda crecerá por la capitalización de estos gastos que no fueron pagados y se ampliará el plazo o las siguientes cuotas a ser pagadas”, comenta.

Mendoza resalta, además, que es importante considerar que este periodo de gracia tiene un efecto financiero, ocasionando una ampliación del cronograma de la deuda o un incremento en las cuotas a ser pagadas en el futuro, lo que llevará a la necesidad de un mayor flujo de efectivo para cancelarla, debido que conlleva un gasto financiero adicional.

En ese sentido, es altamente recomendable solicitar una simulación de la reprogramación para tomar la decisión más acertada y no caer en el error de considerar que los gastos financieros serán perdonados o condonados.

RELACIONADAS

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Evidencia para la gestiónVidenza Consultores

Manual de Advertencias Publicitarias: comenta...

El cine es un espejoRaúl Ortiz Mory

La hora final

Zona de IntercambioJulio Guadalupe

¿No hacer factible una oportunidad significa...

Moda Inc.Daniel Trelles

Sergio Dávila Primavera Verano 2018

MillennialsPamela Romero Wilson

Diego de la Vega: "Me gusta mucho pensar que ...

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO