Haga las preguntas correctas antes de iniciar una inversión

Especial TU DINERO. Al buscar cómo hacer crecer su dinero, disponer de la información correcta evita que navegue a ciegas en un mar de opciones.

i ha comprado un automóvil u otro bien que requiere de una cantidad considerable de dinero, sabrá que no se puede confiar totalmente en el vendedor ya que éste, por lo general, buscará colocar los productos que mayor comisión le generen, y no necesariamente los que más le convienen al consumidor.

Por ello, los vendedores o agentes suelen tener un mayor conocimiento sobre sus productos que los compradores, algo que en el ámbito económico se conoce como asimetría informativa, un problema que también se da en el terreno de las inversiones, y que obliga a que una persona cuente con información previa al realizar una inversión para asegurarse de qué es lo mejor para su patrimonio, y no sólo para su asesor financiero.

A decir de Carlos Ponce Bustos, director general adjunto de Análisis y Estrategia Bursátil del Grupo Financiero Ve por Más, invertir sin información previa “es como manejar con los ojos cerrados; la importancia de tomar una decisión con cierto análisis radica en tener cierto nivel de conocimiento que le genere confianza. No hacerlo de esa manera origina un enorme riesgo”.

Se vale preguntar

Todas las inversiones conllevan cierto nivel de riesgo, del cual dependerán los rendimientos para el inversionista; dicho de otra manera: entre más riesgo tenga una inversión, mayor será el potencial de rendimiento, por lo cual éste debería ser uno de los primeros rubros que un inversionista tiene que cuestionar.

“Cualquier inversionista debe tener cierto conocimiento o garantía del riesgo que toma; es decir, los riesgos asociados a la inversión, en dónde radican éstos y cómo se pueden minimizar, así como cuál es el rendimiento esperado en dicha inversión”, añadió Ponce Bustos.

Aunque esto suene muy fácil y lógico, el directivo de Ve por Más advirtió que es algo que en la realidad no sucede. “Cuando te entrevistas con algún agente inversionista y le preguntas ‘¿qué riesgo tiene tu portafolio de inversión?’, muy poca gente, incluyendo a los propios asesores, conocen el riesgo”.

A la par, debería preguntar sobre el rendimiento esperado de un portafolio de inversiones. “Cada portafolio tiene un rendimiento distinto en función del riesgo, y tampoco te lo contestan, por eso creo que un ingrediente indispensable para una inversión es tener un conocimiento básico sobre el riesgo asociado y el rendimiento que, a pesar de no ser garantizado, potencialmente podría tener esa inversión”, abundó Ponce.

Otro elemento que el especialista consideró de gran importancia al realizar una inversión es el proceso o metodología de inversión que seguirá determinado asesor, algo que se cuestiona en raras ocasiones.

“Lamentablemente, cuando tienes la oportunidad de platicar con un inversionista o incluso algún asesor y le preguntas del proceso o metodología de inversión, ahí es donde te das cuenta que lo tienen muy pocos, y los que lo pueden llegar a tener lo hacen de manera muy parcial, es decir, gente que, por ejemplo, pone demasiada o toda su atención —en una inversión de acciones— en el movimiento del precio; ése es parte de un proceso pero es muy parcial”, advirtió.

Análisis, para los más curtidos

Si requiere de una mayor introspección sobre determinada estrategia de inversión, existe el análisis de inversiones, utilizado por las Casas de Bolsa y asesores financieros, pero que también puede realizar un potencial inversionista, eso sí, en cierta medida.

De acuerdo con información que el área de Análisis de Interacciones Casa de Bolsa compartió con El Economista, el análisis es una serie de herramientas que permite medir y cuantificar las expectativas de riesgo y retorno en las inversiones.

“Esto equivale a trazar un mapa que permita trazar una estrategia de inversión, el cual deja ver el camino a seguir y los riesgos del terreno. No tener ninguna herramienta de análisis dejaría al inversionista a ciegas en términos de expectativas al no tener claridad en cuanto a lo que puede esperar de una inversión”, detalla la Casa de Bolsa.

Existen dos tipos de análisis: el técnico y el fundamental. El directivo de Ve por Más explicó el primero de la siguiente manera: “El análisis técnico tienen un horizonte de inversión de muy corto plazo, busca resultados pronto pero que, por lo mismo, asume mucho riesgo y son sumamente activos”.

En el mercado, el inversionista que se orienta más al tipo de herramientas técnicas se conoce como trader, y tiene una estrategia con un componente implícito de riesgo muy alto, agregó.

“Es alguien que básicamente utiliza herramientas técnicas basadas en gráficas donde pretende identificar ciertos parámetros de comportamiento, es un análisis que se basa —para bien o para mal— en el hecho de que somos muy impredecibles en nuestra conducta y, por lo tanto, hay ciertos patrones en el movimiento de las acciones que reflejan la actuación como inversionista y que pueden anticiparse a través de la observación de una gráfica”.

Por su parte, la escuela fundamental alberga inversionistas que, a diferencia de los técnicos, tienen un horizonte de inversión de mayor plazo, hacen pocos movimientos en sus inversiones, y tienen una visión orientada hacia volverse el dueño de una compañía, dijo Ponce Bustos.

Para ello, este tipo de inversionistas considera una serie de análisis más fundamental (es decir, una combinación de aspectos cualitativos y cuantitativos).

“(Los fundamentales) analizan las compañías, hacen modelos de proyección hacia varios años, varían las empresas en función de los pronósticos de generación de flujos, consideran elementos como la deuda de la compañía, su política de pago de dividendos, la administración de la compañía en un aspecto cualitativo, evidentemente el crecimiento, la rentabilidad, y una serie de elementos que al final ayudan a concluir si es una compañía que vale la pena desde el punto de vista de potencial de negocio y del valor de mercado”, abundó el especialista de Ve por Más.

El departamento de Análisis de Interacciones considera que todo inversionista debe conocer las bases de ambos tipos de análisis para tomar una decisión razonada y sustentada.

“Sin embargo, son disciplinas altamente especializadas en las que conclusiones superficiales pueden ocasionar errores costosos. Por tanto, como ocurre con un diagnóstico médico, siempre es altamente recomendable la opinión de un especialista”, concluye.

Diario El Economista de México
Red Iberoamericana de Prensa Económica (RIPE)

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Inversión e InfraestructuraDirector FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Entendiendo el significado del costo de capit...

Cultura financieraWalter Eyzaguirre

Invertir sin morir en el intento

Empresa & FamiliaPablo Dominguez

¿Cómo surgen los Conflictos en las Empresas...

Riesgos FinancierosGregorio Belaunde

Gestión del Riesgo Operacional y Desastres: ...

Evidencia para la gestiónVidenza Consultores

Avances y retos en la atención comunitaria d...

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO