Créditos grupales: ¿Por qué y cómo acceder a estos préstamos?

Este modelo, donde una persona se apalanca en otra, ha permitido a Compartamos Financiera reducir su mora en los créditos grupales hasta en 1%, mientras sus créditos individuales tiene moras de 4.5%.

Gestion.pe

Compartamos Financiera planea captar medio millón de clientes y aumentar su cartera de préstamos a S/ 1,500 millones con sus créditos grupales este año, señaló Fernando Álvarez Toca, director general de Servicios Financieros de Gentera, casa matriz de la financiera que hasta ahora tenía su sede central en Arequipa.

Como parte de su estrategia de expansión, los créditos grupales ingresarán con fuerza a Lima, pero ¿a quiénes se dirige? Este producto – extraído de modelos asiáticos – está dirigido a microempresarios y negocios de pequeña escala – pero de alto margen y rotación – que podrán apalancarse en este producto para hasta duplicar sus ventas.

[ LEA TAMBIÉN: Compartamos Financiera, especializada en créditos para mujeres, abre oficina en Lima ]

También va dirigido a lo que Álvarez Toca denomina “personas-empresa”, es decir “personas con actividad productiva, micro-micro empresas, la mayoría con pequeños ingresos”. Pero ¿cómo funciona?

El modelo
El préstamo, dirigido únicamente a mujeres a través del crédito Súper Mujer, requiere que una persona demuestre un negocio existente o planes de una actividad productiva.

En caso se solicite en grupo, este deberá tener un mínimo 12 personas, todas con un negocio. Este grupo tiene una ventaja: el conocimiento mutuo. La autoselección del grupo implica que todos en el grupo aprueben la admisión de un nuevo socio y el monto del préstamo.

Se realiza la evaluación crediticia, que todo el grupo conocerá. La novedad es esta: “Quienes aprueban o rechazan personas en el grupo es el grupo mismo, no es la financiera”, indicó.

“El propio grupo autoriza los montos de crédito de cada uno de los miembros porque se conocen mutuamente. Es bien importante que el grupo sea autoseleccionado, porque así las personas que viven en esa comunidad, que se conocen, saben que el negocio de esta persona da para un crédito de estas características y un pago catorcenal de estas características”, señaló Álvarez Toca.

El grupo debe depositar el 5% del préstamo en una cuenta mancomunada, pero esto no es una garantía contra el crédito, sólo un fundamento de pago futuro. “Si una persona no pudo realizar su pago, lo más típico es que el grupo le ayuda y a los pocos días esta persona le reintegra el pago a cada miembro del grupo que le haya dado”, indica Álvarez Toca.

Morosidad
Este modelo, donde una persona se apalanca en otra, ha permitido a Compartamos Financiera tener una morosidad en créditos grupales de alrededor de 1%. En tanto, la cartera de crédito individual tiene una mora vencida de 4.5%.

“Esto te dice que este producto lo valoro, está en mis prioridades de pago y no solo eso, una vez que termina el crédito, que el plazo es 4 meses, es decir ocho pagos catorcenales”, indicó.

Esto a raíz que Ralph Guerra, gerente general de Compartamos, señaló que el 2015 se cayó calidad del total de la cartera crediticia hasta una mora de 6%. Pero esta se recuperó en el segundo semestre del 2016, cuando la mora se redujo a 4.6%.

El 2011, la financiera contaba con 80 mil clientes de crédito individual. Hoy, ha captado a más de 250,000 clientes en créditos grupales. Planea terminar el año con medio millón de clientes, de los cuales 350,000 proyecta que serán de créditos grupales. Este crecimiento se verá acompañado por una cartera crediticia de S/ 1,560 millones, 20% más que el 2016.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Economía para todosCarlos Parodi

¿Por qué no se reactiva la economía peruan...

El Vino de la Semana

La Carta de Vinos

La Economía de la ExperienciaContinuum

La dolorosa falta de UX en Latinoamérica

Atalaya EconómicaManuel Romero Caro

Impunidad por Delaciones Premiadas (II)

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO