¿Cómo me deshago de la deuda cara de mi tarjeta de crédito?

Tres consejos básicos. No retire efectivo de su tarjeta de crédito pues es el peor pecado que puede cometer, nunca pierda la noción de cuánto está gastando con el plástico y no se acostumbre a pagar el pago mínimo sino la cuota completa.

Gestion.pe

Las tarjetas de crédito son intrumentos de acceso a financiamiento al instante que en muchas ocasiones nos pueden sacar de apuros. Sin embargo, hacer un uso inadecuado de esta fuente de préstamos puede hacer que caigamos en un círculo vicioso que nos condene a pagar deudas interminables a tasas sumamente elevadas.

Las deudas con la tarjeta de crédito son las que tienen costos más altos, explica Marcelo Mundaca, gerente comercial del portal Comparabien.com.
Específicamente, la disposición de efectivo del plástico es hoy la deuda más cara del mercado, advierte.

Sacar dinero de la tarjeta de crédito puede significar pagar intereses de hasta 127%, según Comparabien.

Mundaca indica que se debe identificar qué tipo de deuda se tiene en el plástico.

La deuda presupuestada es aquella en la que se tiene control de cuánto se está gastando, cuánto se va a pagar y se define el plazo de de cancelación, detalla.

Hay otro tipo de deuda que se debería evitar y es aquella en la que no somos conscientes de cuánto hay que pagar y cuánto estamos gastando, enfatiza.

“En el día a dia que yo consumo y consumo, no sé cuánto será mi deuda a fin de mes y cuando llega el estado de cuenta crece bastante. Esa es la deuda que genera mayor problema en el consumidor, es la deuda que no se sabe como pagarla”, menciona.

¿Cómo pago mi deuda?
Explica que en la deuda presupuestada no hay mucho problema porque ya tenemos conciencia de lo que hay que pagar mes a mes, y lo que se debe buscar es ahorro.

“Yo he puesto a seis meses o 12 meses (la deuda de mi plástico), estoy pagando una tasa de interés por encima del 50%, mejor decido hacer un compra de deuda. Así, esa deuda que está por encima del 50% en intereses, podría reducirla por debajo del 25%, dependiendo del perfil de cada cliente”, sostiene.

Pero en el otro tipo de deuda sí hay problemas, enfatiza. Puede darse el caso que la persona se da cuenta de que gastó bastante durante el mes y no estará en posibilidad de pagar su cuenta, ni siquiera la cuota mínima. En ese momento, lo que se puede hacer es solicitar un préstamo o una compra de deuda, siempre buscar varias alternativas y cual de estas pueden ayudarla, recomienda.

Si bien la compra de deuda ofrece tasas más bajas que un préstamo personal, no todas las personas pueden acceder a esta alternativa.

Compra de deuda
Hay dos situaciones. Una que el banco le ofrezca comprar su deuda. Ahí el usuario tiene que analizar cuánto es lo que debe con la tarjeta y ver si es mejor pasarla a una compra de deuda para bajar la tasa.

La otra situación se da cuando la persona, de voluntad propia, se acerca a las instituciones financieras y ve si tiene la posibilidad de acceder a una compra de deuda.

Préstamo
En caso que no pueda acceder a la compra de deuda también está la opción de solicitar un préstamo personal para pagar la deuda cara de la tarjeta.

Siempre la tasa del préstamo personal es menor a la de la tarjeta de crédito, puntualiza el ejecutivo.

Por eso lo ideal es ver que bancos ofrecen la menor tasa, buscar dos o tres opciones y ver en cual de ellos el interesado está en la lista de clientes pre aprobados, recomienda.

Pago mínimo
Si se hace una compra a plazos con el plástico, por ejemplo, a tres plazos. Esa deuda va a ser partida en tres y, adicionalmente, se le va a agregar los intereses.

Cuando se paga el total de la deuda mensual, lo que se hace es pagar la cuota completa: el interés más el porcentaje de la compra realizada. Por el contrario, si se paga el mínimo lo que se hace es cancelar el interés y un porcentaje pequeño de esa compra. Por lo tanto, gran parte de esa cuota se está pateando para más adelante.

Consejos finales
Mundaca recomendó evitar ciertos comportamientos que nos llevan a círculos viciosos que nos impiden deshacernos de la deuda de la tarjeta.

Primero, hay que ser conscientes de que retirar dinero con la tarjeta de crédito es el peor pecado financiero que uno puede cometer, porque el simple hecho de disponer de efectivo y tomar la tasa más cara puede provocar el ingreso a un círculo vicioso en el que no se podrá pagar nunca pues es muy caro retirar dinero.

Otro consejo es nunca perder la noción de cuánto estamos gastando con el plástico. Si se pierde esa noción, puede ser que no se sepa cuánto se tendrá que pagar a fin de mes y ahí el deudor se desordena.

Por último, no se acostumbre a pagar el monto mínimo, trate de pagar la cuota completa pues sino se llegará a un momento en que solo se saldará los intereses pero nunca el capital.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Economía para todosCarlos Parodi

¿Qué es la especulación?

El cine es un espejoRaúl Ortiz Mory

Enmienda XIII

Innovar o ser cambiadoAndy Garcia Peña

Pensamiento de diseño

I + D: Innovación + DisrupciónDaniel Falcón

Comercio electrónico en el Perú - 2017

Divina EjecutivaFiorella

Buscando la Mejor Versión de ti Misma

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO