¿Cómo elijo el depósito de ahorro que más me conviene?

Si bien una persona puede decidir ahorrar su dinero “bajo del colchón”, hay muchos riesgos a los que se expone. Hoy las entidades financieras ofrecen una serie de alternativas que pueden adaptarse a lo que necesita el cliente.

Cuando alguien destina parte de sus ingresos a ahorrar lo hace con una finalidad. Ese ahorro puede servir para financiar un viaje, pagar los estudios, comprarse un auto, entre otras cosas. Dependiendo de lo que busque la persona y el tiempo en que lo quiera obtener, es que se debe decidir la forma de ahorro que más le conviene.

Si bien una persona decide ahorrar su dinero “bajo del colchón” se expone a muchos riesgos que puede evitar. Hoy las entidades financieras ofrecen una serie de productos con este fin, que se adaptan a lo que requiere el cliente.

Ramiro Postigo, Gerente Central de Finanzas y Planeamiento de caja Arequipa, nos explica las distintas alternativas que ofrece el sistema financiero.

“Tenemos productos de ahorro, como son ahorro móvil, ahorro corriente, ahorro juvenil. Otra alternativa son los depósitos a plazos; ahí tenemos el tradicional y el depósito a plazos edad de oro”, detalló.

Por edades
Para chicos entre cinco y 12 años está el ahorro juvenil, que tiene como finalidad fomentar la cultura financiera desde temprana edad, dijo.

El depósito edad de oro está dirigido a otro segmento etario.

Fue creado para cubrir las necesidades de los jubilados que, por la ley de disponibilidad de fondos de AFP, pueden retirar. Se dirigide a personas de 50 años en adelante, y ofrece una rentabilidad anual hasta de 8%, a plazos que van de uno a siete años, precisó.

¿Cómo elijo el depósito que más me conviene?
Para el ejecutivo, las claves a la hora de elegir un depósito se centran en definir el apetito de riesgo que la persona está dispuesta a asumir y el plazo en que lo quiere poner.

“Si es un periodo muy corto va tener que ser depósito de ahorro, si es por un tiempo más prolongado puede ir a depósito a plazos”, señaló.

¿Cómo defino el plazo al que me conviene tomar un depósito?
Eso depende mucho del apetito de riesgo y el horizonte de inversión del cliente, mencionó.

“Si el cliente tiene unos fondos que no va a disponer entre tres a cuatro años, y de repente quiere vivir solamente de los intereses le conviene un depósitos a plazos de tres años, el cual le va a asegurar una rentabilidad fija durante ese periodo”, indicó.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Comunicación estratégicaMiguel Ugaz

El Marketing de Contenidos en el Perú

Atalaya EconómicaManuel Romero Caro

Destrabar, pero no a cualquier precio 28.11.1...

Herejías EconómicasGermán Alarco

Ceplan: ¿dónde estás?

Palabra de GestiónJulio Lira Segura

Un país bajo dos miradas

Consumer PsycoCristina Quiñones

La obsolescencia psicológica en el consumo: ...

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO