Claves para sacarle el jugo a la gratificación

Priorice sus necesidades y no solo gaste este dinero extra sino que piense primero en pagar sus deudas caras, ahorrar para alguna contingencia e invertir.

Gestion.pe

Julio es un mes esperado, y no solo porque se celebran fiestas patrias sino que para un grupo de trabajadores (los que gozan de los beneficios laborales de ley), este mes también significa un ingreso extra para sus bolsillos: la gratificación.

La gran pregunta es ¿qué hacer con ese dinero extra? Si bien, hay personas que ya tiene planificado el uso que le dará a su gratificación, un gran número aún no decide que hacer con este ingreso o no han analizado todas las alternativas posibles que tienen.

Jorge Carrillo Acosta, profesor de la Escuela de Postgrado de la Universidad del Pacífico (UP), da algunas claves para sacarle el jugo a la ‘grati’.

Pague sus deudas
La primera opción que se recomienda es pagar las deudas caras. Uno debe analizar el endeudamiento que tiene actualmente y ver cuales son las deudas en las que paga los intereses más altos.

La disposición de la tarjeta suele ser la deuda más cara, las tasas pueden estar por encima del 100%. Si ud. sacó efectivo de su tarjeta, priorice esta deuda y cancélela con parte de su gratificación.

Otra deuda con altos intereses son los consumos ordinarios con el plástico, que peuden tener un promedio de tasas de 50%. Después, vienen otros créditos menos caros como los préstamos personales, y en último nivel, los vehiculares o hipotecarios que no suelen ser caros por lo que no son una opción tan urgente de pago.

Lo que dicen los expertos es que uno debe mantener una dedua mensual no mayor del 30% de los ingreso. Si yo hoy estoy con una relación deuda /ingresos de 50% , es decir mi ingreso es S/8,000 y S/4,000 lo destino a pagar deudas, debería tratar de bajar a por lo menos 30%.

Ahorre
Una persona debería destinar por lo menos el 10% de su ingresos a un ahorro. Este le puede permitir dos cosas. Primero, tener un fondo para alguna contingencia, como un emergencia familiar, un tema de salud o imprevisto que necesita cubrir. Y lo segundo, le sirve para poder llegar a un obejtivo de largo plazo. Por ejemplo, acumular la cuota inicial de un crédito hipotecario, un viaje o estudios.

Uno puede ahorrar de manera segura en bancos, financieras, cajas municipales o cajas rurales. Estas cuatro entidades son seguras porque están supervisadas por la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) y porque están cubiertas por un seguro que es el fondo de seguro de depósito que cubre los montos ahorrados hasta por S/97,600.

Ahora, dependerá del plazo de ahorro y de la frecuencia con la que vamos a utilizar ese dinero para ver si conviene un banco (que tiene una red de agencias y un respalo mayor) que una caja rural (que ofrece las tasas de interés más altas)

Invierta
Si ya destinó parte de su gratificación al pago de deudas y ahorró, la tercera opción puede ser invertir. Esto es destinar el dinero a una alternativa más riesgosa (y por ello, que te puede redituar más) que un ahorro.

Las opciones para invertir también son variadas y van desde comprar un fondo mutuo, invertir en la bolsa de valores o emprender un negocio, entre otras.

Los fondos mutuos son una buena alternativa para quienes están dispuesto a asumir un poco más de riesgo a cambio de tasas de interés más atractivas.

Estos instrumentos permiten con un inversión inicial pequeña desde S/30) tener exposición al mercado de valores local e internacional.

Hoy el mercado ofrece un gran número de fondos mutuos que se ajustan al perfil de riesgo de cada inversor y al plazo que quiere mantener la misma. Así, hay fondo que invierte solo en renta fija (bonos, depósitos, etc), otros en renta variable (acciones, ETF, etc) o un mix de ambos.

Otras alternativas fuera del mercado de valores pueden ser abrir un negocio familiar. Ya depdenderá no solamente del nivel de riesgo que quiera asumir la persona sino también de su conocimiento sobre el negocio. Cuando uno se mete a un negocio, podría perder el capital. Hay que tener cuidado y saber donde se está metiendo.

Disfrute
Por último, queda disfrutar de ese dinero. Ya sea con un viaje, una compra según los gustos de cada uno. Sin embargo, no olvide usar de manera responsable la ‘grati’.

Hay que tener en cuenta que este es un dinero adicional al que viene gastando mensualmente y la idea es aprovechar ese dinero ordenando las finanzas personales justamente pagando deudas caras, teniendo un fondo para contingencias o de pronto comprando un seguro. No desaproveche esta opción de y lo gaste de manera ordinaria y al final, se arrepienta de no haber hecho un buen uso de ese dinero.

RELACIONADAS

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Moda Inc.Daniel Trelles

El nuevo romantico: Lorenzo Serafini

Predio legalMartín Mejorada

El derecho a usar de los condóminos

Herejías EconómicasGermán Alarco

¿Agenda empresarial o ciudadana?

Atalaya EconómicaManuel Romero Caro

El ejemplo ecuatoriano 25.09.17

Palabra de GestiónJulio Lira Segura

Sistema tributario: Urge repensar una reforma

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO