Algunas semejanzas entre las decisiones electorales y las financieras

Especial TU DINERO. Procesos mentales como los sesgos heurísticos condicionan el resultado de nuestras resoluciones.

La contienda electoral en Estados Unidos y más precisamente el reciente debate entre los candidatos demócrata y republicano permiten evidenciar algunos fenómenos que llevan frecuentemente a las personas a tomar decisiones irracionales o, por lo menos, que no sean las más adecuadas para su interés.

Ello está relacionado con la forma en la que procesamos la información para decidir y la manera en que percibimos el entorno, que frecuentemente son afectadas por los llamados sesgos heurísticos, que son procesos mentales que condicionan el resultado de nuestras decisiones.

Para muchos observadores, en principio imparciales, el debate presidencial en Estados Unidos fue ganado por Hillary Clinton; para quienes la apoyan, su percepción es que ella incluso arrasó en el debate.

Sin embargo, si solicitamos la opinión de las personas que previamente ya habían decidido votar por Donald Trump, su opinión es la contraria. Creen que Trump apabulló a Clinton. Pero ¿por qué pueden tener una visión completamente opuesta si tienen la misma información?

Ello está asociado en primer lugar con un fenómeno conocido como “sesgo de confirmación”, el cual nos condiciona para que, cuando tenemos una idea preconfigurada y firmemente arraigada, al recibir nueva información que total o parcialmente contraviene lo que ya creemos, generalmente la descartamos. Sólo ponemos atención y validamos la información que ratifica lo que ya creemos e, incluso en ocasiones extremas llegamos a distorsionar lo que observamos para ajustarlo a nuestra creencia previa de las cosas.

Ello ocurre de forma similar en México cuando escuchamos a los seguidores o detractores de Andrés Manuel López Obrador, que invalidan cualquier información que contravenga lo que actualmente creen de él.

Este fenómeno también está presente cuando tomamos decisiones financieras. Si tenemos ideas fijas sobre un determinado tema, cualquier información adicional que recibamos será filtrada para descartar lo que no se ajusta a nuestra creencia. Si hoy escuchamos a muchas personas hablar sobre temas como el tipo de cambio o las tasas de interés y les mostramos información contraria a la visión (muchas veces errónea) que hoy tienen, simplemente la descalificarán.

Un fenómeno que en el caso de Trump lo favorece frente a la percepción de sus seguidores es otro de carácter conductual que incide en nuestras decisiones. Se trata de la preferencia que tenemos la mayoría de las personas por las explicaciones simplificadas que permiten resumir fenómenos complejos a procesos únicos y sencillos de comprender, aun cuando generalmente no alcanzan a explicar e incluso distorsionan los fenómenos que observamos y nos llevan a conclusiones y decisiones erróneas.

En materia económica y financiera este fenómeno es muy frecuente. Temas como la falta de crecimiento económico o el desempleo suelen ser simplificados de una manera tal que no contribuyen a explicar nada de los elementos que los conforman, pero ello es fácilmente vendible, en el caso de Estados Unidos, por un candidato.

Finalmente, asociado con lo anterior, un tercer elemento que se presenta en las decisiones políticas y financieras se refiere a la proclividad que tenemos las personas a aceptar propuestas, ideas o soluciones que además de simplificadas presentan soluciones fáciles y generalmente exageradas en su posible resultado. Así, de la misma manera en que un candidato ofrece soluciones mágicas para acabar con el desempleo o para alcanzar de inmediato un crecimiento económico, las personas respondemos favorablemente a propuestas financieras sin fundamento que ofrecen rendimientos imposibles de concebir (tratándose de falsas promesas y fraudes).

Aprender a identificar estos errores puede ayudarnos a tomar mejores decisiones financieras y ejercer nuestros derechos ciudadanos de la manera en que más convenga a nuestro genuino interés de largo plazo.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Marketing 20/20Michael Penny

Marketing mix: ¿entre las 4Ps y las 4Cs?

Economía para todosCarlos Parodi

¿Qué es una burbuja especulativa?

El cine es un espejoRaúl Ortiz Mory

Sully: hazaña en el Hudson

Riesgos FinancierosGregorio Belaunde

La Alianza ARISE para el Sector Privado: ¡Na...

MillennialsPamela Romero Wilson

Carlos Blancas: "Me inspiro en la calle"

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO