Mario Mongilardi: “Los negocios son más celosos que las parejas, les dedicas tiempo o te dejan”

El presidente de la CCL es un convencido de que una empresa no se puede administrar dedicándole solo ocho horas diarias. Hay que ser perseverante, sobre todo al inicio, enfatiza Mario Mongilardi.

Cuando tenía apenas 14 años, Mario Mongilardi hizo sus pininos en el mundo laboral. El entonces adolescente decidió dejar a un lado las mañanas de sol, mar y arena por jornadas de inventario en una fábrica.

Así, más pronto que tarde, aprendió que para obtener lo que deseaba debía ganárselo por sus propios medios. Siete años después, con una familia a cuestas, hizo de todo: desde taxear hasta tener dos empleos en paralelo.

El hoy presidente de la Cámara de Comercio de Lima (CCL), que hizo un giro de carrera a los 39, dice –con conocimiento de causa– que “no todos tienen las condiciones para ser empresario”.

¿Cómo fue que se animó a darle un giro a su carrera?
Venía de trabajar 15 años en la Embajada Británica, y ya a los 39 me pregunté si quería seguir haciendo lo mismo el resto de mi vida. La respuesta fue no. Quería iniciar una labor empresarial. Así, de cero, con el apoyo de dos socios, nació Laboratorios Americanos, para después tener una actividad gremial. Este cambio de rumbo también me permitió conocer la CCL.

¿Cuán difícil es asumir un cambio de esta naturaleza?, ¿de qué depende?
No todos tienen las condiciones para convertirse en empresario. Creo que el empresario nace: es aquel que está dispuesto a tomar riesgos, a invertir, a tomar decisiones que no solo afectan su patrimonio. Yo sabía que tenía un empresario dentro, por eso decidí hacer un cambio en mi vida.

¿Un empresario puede ser a veces workaholic, o sí es posible alcanzar un balance?
Depende. Las empresas tienen ciclos. Cuando uno recién inicia una empresa debe dedicarle el 100% de su tiempo. Al menos, en el primer año, uno no tiene horario. Ya después viene una etapa de consolidación; si bien no puedes descuidarte, probablemente tengas un poco más de tiempo para dedicarle a la familia, tiene que haber un balance.

¿Es una línea muy delgada?
Considero que es malo ser ‘workaholic’. Pero el empresario que cree que puede manejar su empresa trabajando ocho horas diarias está equivocado. Siempre habrá un competidor dispuesto a dedicarse más, y con eso gana. Dicen que los negocios son muy celosos, más que las parejas, si no le dedicas el tiempo, te dejan.

¿Cómo definiría su estilo de liderazgo?
Me gusta escuchar y evaluar distintas opiniones, a partir de las cuales saco mis conclusiones, pero las decisiones las tomo yo, porque soy responsable de lo que suceda.

¿La toma de decisiones debe basarse en datos duros o también en la intuición?
Al inicio (de un negocio) tienes que tomar decisiones rápidas, generalmente ahí se usa más la intuición. Pero cuando la empresa llega a un nivel de estabilidad, entonces las decisiones son más racionales. Lo ideal es tomar decisiones que hayan sido evaluadas debidamente, pero no debe llevarte a demoras.

¿Qué actividades gusta realizar en su tiempo libre?
Me gusta pasar tiempo con mi familia, ir a la playa. También le dedico algún tiempo a un hobby que tengo: colecciono miniaturas de licores, ya tengo poco más de 3,000 botellitas.

¿Cuáles son sus destinos predilectos al vacacionar?
No tomo vacaciones propiamente dichas. Solamente lo hice una vez en mi vida, hace más de 30 años.

¿Qué ocurrió?
Cuando mi hija Sandra estaba próxima a nacer, tomé un mes de vacaciones, fue el más largo de mi vida, no sabía qué hacer, además el parto se retrasó, mi hija nació después (risas). Suelo disfrutar los fines de semana, o cuando hago viajes por negocios, me quedo más días a donde voy.

¿Cómo se ve en unos cinco u ocho años?
Probablemente, pase de ser un ejecutivo a una labor un poco más de consejero. Pero yo nunca me voy a jubilar.

EN CORTO
Sugerencia. De acuerdo a Mongilardi, la premisa para quienes recién se inician en la actividad empresarial debiera ser creer en lo que hacen, porque “solo así van a poder perseverar”. A ello añade que lo importante es aprender de los errores para no volver a cometerlos. “No puedes tropezar con la misma piedra, los negocios no perdonan eso”.

HOJA DE VIDA
Nombres: Mario Mongilardi.
Cargo actual: Presidente de la Cámara de Comercio de Lima (CCL).
Cargos anteriores: Vicepresidente de la CCL. Asesor Comercial de la Embajada Británica en el Perú. Fundador y gerente general de Laboratorios Americanos.
Educación: Economía.
Estado Civil: Casado.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Economía para todosCarlos Parodi

¿Por qué no se reactiva la economía peruan...

El Vino de la Semana

La Carta de Vinos

La Economía de la ExperienciaContinuum

La dolorosa falta de UX en Latinoamérica

Atalaya EconómicaManuel Romero Caro

Impunidad por Delaciones Premiadas (II)

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO