La Estrella Rosa: el diamante más caro de la historia que aún no se puede vender

La primera vez que se subastó fue en el 2013 pero el comprador no pudo costear los US$ 83 millones acordados. Este el 4 de abril la gema estará de vuelta, aunque se ofrecerá a menos precio.

Un cortador de diamante de Nueva York llamado Issac Wolf, intentó comprar en 2013 “La Estrella Rosa”, la piedra preciosa más costosa del mundo, por US$83 millones. No obstante la operación se cerró: un año después, Sotheby’s anunció que Wolf no pudo pagarla.

Ahora, la compañía quiere traer de vuelta la gema rosa, y quiere subastarla por no menos de US$ 60 millones y batir un récord histórico.

Orígenes
En 1999, De Beers, una compañía encargada de la búsqueda y comercialización de minerales, halló un diamante hoy conocido como ‘La Estrella Rosa’ en Sudáfrica. El tamaño de la piedra y la pureza de su color llamaron la atención del mundo.

Debido a su rareza, el proceso de pulido y corte de la gema y sus residuos, tomó cerca de 20 meses hasta su presentación oficial en un evento privado que tuvo lugar en Mónaco en el 2003.

Diez años después, precisamente en noviembre del 2013, la casa Sotheby’s subastó el diamante, la puja superó los US$ 80 millones, un récord histórico en la venta de piedras preciosas. Sin embargo, el comprador no cumplió con las cuotas de pago.

Para el 2014, la gema seguía siendo propiedad de la subastadora. Ese año no fue bueno en la división de gemas de la compañía, sin embargo, no fue así con su joyería, pues subastó un reloj de mano Patek Philippe por US$24 millones, el más caro alguna vez registrado.

Diamante récord
Actualmente, debido a que no se concretó la compra de “La Estrella Rosa”, el título de ‘diamante más caro en el mundo alguna vez subastado’, lo ostenta el “Oppenheimer Blue”, una piedra por la cual la casa de subastas Christie consiguió US$ 57.5 millones el 18 de mayo del 2016 en Ginebra.

Por lo pronto, la gema rosa sigue en manos de Sotheby’s, que la ha tasado en US$ 72 millones, pero no esperan obtener esa cifra, sino mucho menos.

Esta pieza ha sido considerada por el Instituto Gemológico de Estados Unidos (GIA, por sus siglas en inglés), como el diamante más grande de su tipo. Respecto a esto, Sotheby’s respaldó el tamaño y la forma de “La estrella rosa” destacando que es lo suficientemente pequeña para caber en un anillo.

Único
En tanto, David Bennett, presidente mundial de la división de joyería de la casa de subastas, destacó: “En un momento de demanda sin precedentes de los mejores diamantes de color, estoy encantado de traer esta magnífica piedra de nuevo al mercado. El extraordinario tamaño de este diamante de 59,60 quilates, con su riqueza de color, supera a cualquier diamante rosado conocido en la historia”.

En temas de diamantes rosas, esta piedra, particularmente, clasifica como de tipo IIa que, de acuerdo con Forbes, es un tipo muy raro de diamante, además de su tonalidad y dimensión. Esta piedra proviene de una pieza bruta de casi el doble de quilates y aun así es dos veces más grande que la Graff Pink, un diamante rosa que estableció un récord mundial de subasta en su tipo al ser vendido por la misma firma en US$46.2 millones.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Mirando los Negocios al RevésJorge L. Boza

Monaguillos, estatuas y lavado de ropa. El c...

Ruarte's - Washington CapitalWashington Lopez

GDX Y NUGT, PROTAGONISTA DEL PRÓXIMO RALLY D...

El deporte de hacer negociosLuis Carrillo Pinto

7 cosas que aprendí en Harvard junto a Gerar...

Herejías EconómicasGermán Alarco

Sabotaje fallido contra Petroperú

PREGUNTA
DEL DÍA

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO