Alemanes dejan el cerdo en tanto el país se vuelve vegetariano

En el país de Europa con la mayor producción de porcinos y el consumo más alto de carne de cerdo, la demanda de jamón y salchichas ha caído durante al menos tres años consecutivos.

Bloomberg.- La nación que dio al mundo las salchichas de cerdo y de Viena está reduciendo su consumo y llenando el plato con más comidas vegetarianas.

El año pasado los alemanes consumieron la menor cantidad de carne de cerdo desde al menos 2005, y la caída continuará en 2017, según Agriculture Market Information (AMI) de Bonn.

En el país de Europa con la mayor producción de porcinos y el consumo más alto de carne de cerdo, la demanda de jamón y salchichas ha caído durante al menos tres años consecutivos.

El cerdo aún representa más de la mitad de la carne que se consume en la primera economía del continente, pero está perdiendo cuota de mercado ante las aves y la carne vacuna y compite más con opciones vegetarianas en las tiendas y los restaurantes.

El cambio refleja la preferencia de los alemanes por dietas más saludables y una producción de alimentos sostenible y respetuosa del medio ambiente. También ha habido una afluencia de refugiados que no comen cerdo.

“Si bien sigue habiendo mucho interés en los platos de carne de cerdo, adaptamos nuestro menú”, dijo Christoph Wagemann, jefe de compras y control de la cervecería Zum Schluessel de 167 años de antigüedad del casco antiguo de Düsseldorf, que ahora sirve un “chili con soja” vegano además de salchichas de carne tradicionales. “Los grupos más grandes siempre tienen vegetarianos o veganos.”

El cerdo tiene una larga historia en Alemania, que incluso posee un museo entero dedicado al Currywurst, una salchicha barata de la era de la Guerra Fría que mezcla la carne con ketchup condimentado. Las salchichas del país vienen en más de 1.500 variedades regionales, en su mayoría hechas de carne de cerdo, según la Asociación Alemana de Carniceros.

Caída del consumo
El consumo total de carne de cerdo en Alemania ha caído un 10 por ciento desde 2011, a alrededor de 2 millones de toneladas el año pasado, según los datos reunidos por la firma de investigación Euromonitor International. Durante el mismo período, la demanda aumentó en las vecinas Polonia, Francia y Austria.

En promedio, los alemanes comieron unos 36,2 kilos de cerdo cada uno el año pasado, frente a 40,1 kilos en 2011. Fue la cifra más baja desde que AMI comenzó a registrar datos.

La disminución fue tan pronunciada que superó los aumentos de las aves de corral y la carne de res, lo que significa que el consumo total de carne en el país cayó a 60 kilos, el más bajo desde 2006.

Alemania sigue siendo el mayor mercado de cerdo de la Unión Europea, pero en lo que hace a consumo por persona, los austríacos, los polacos y los españoles comen más, de acuerdo con los datos de Gro Intelligence.

El atractivo de la carne de cerdo se ha visto afectado por recientes escándalos de bienestar animal y revelaciones de que los criadores mantienen a los cerdos en espacios cerrados de menos de un metro cuadrado.

Casi 60 millones de cerdos se faenan anualmente en Alemania, principalmente en Baja Sajonia y Renania del Norte-Westfalia, según la oficina estatal de estadísticas. También hay una creciente preocupación por la carne procesada después de que la Organización Mundial de la Salud clasificara al jamón y las salchichas como carcinógenos.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Analizando tus inversionesDiego Alonso Ruiz

La revolución de los automóviles sin conduc...

Diálogo a fondoFondo Monetario Internacional

Perspectivas más recientes de las Américas:...

Herejías EconómicasGermán Alarco

Diversificación productiva clave

Minería 2021Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

La Oroya: una reflexión de cara al futuro

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO