Samsung y la fórmula para olvidar el fracaso del Note 7

Samsung enfrentará el reto de cómo recuperar clientes cuando la próxima versión del Galaxy S salga en seis meses. ¿Cuál debe ser su estrategia para dejar atrás esta crisis?

(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

(Bloomberg).- Después de que semanas de mala prensa para el Galaxy Note 7 culminaron con la decisión del lunes de suspender la producción y venta del dispositivo, la presión sobre Samsung Electronics Co. para que descarte el problemático smartphone está en aumento.

El gigante tecnológico de Corea del Sur está ajustando su producción después de que operadores de telefonía dijeron que dejarían de vender el teléfono más caro de Samsung en medio de informes de que se incendia, incluso los reemplazos supuestamente seguros que fueron lanzados conforme el producto fue retirado.

Ayer Samsung dijo a sus socios minoristas que deberían dejar de vender y ofrecer como reemplazo el smartphone Galaxy Note 7.

Está previsto que la próxima versión del Galaxy S salga en seis meses, y cómo recuperar clientes será todo un reto, retirar el producto podría ser una opción sensata para centrarse en un futuro Note 8 en su lugar.

“No tiene sentido seguir produciendo el Note 7”, dijo Greg Roh, analista de HMC Investment Securities Co. en Seúl. “En cuanto al Galaxy S8, es importante que Samsung lance el producto conforme a lo programado y cambie su enfoque de investigación y desarrollo para atender las preocupaciones de seguridad. Samsung tiene que reconstruir la confianza actualizando la tecnología paso a paso”.

El Note 7 pasó de los aplausos a la condena en cuestión de semanas, y la crisis es la más grande que jamás haya encarador el vicepresidente Jay Y. Lee, el probable heredero de la empresa.

El anuncio de Samsung prosigue a la decisión de empresas de telefonía clave como AT&T Inc., T-Mobile US Inc. y Australia Telstra Corp. de dejar de vender el producto. La mayoría de las compañías aéreas del mundo prohíben el uso del Note 7 a bordo de aviones.

El retiro del producto ha sido particularmente negativo para la empresa porque la serie Note, junto con el Galaxy S, son los productos de Samsung que compiten por los clientes de gama alta con los iPhone de Apple.

“Si Samsung Electronics sigue dañando su imagen de marca con el Galaxy Note 7, esto puede afectar a toda la serie Galaxy S”, dijo Song Eun-jeong, analista de hardware de tecnología de la información en HI Investment & Securities Co.

Samsung no respondió inmediatamente a las solicitudes de comentarios sobre el futuro del Note 7.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Consumer PsycoCristina Quiñones

La obsolescencia psicológica en el consumo: ...

Auditoria del Siglo 21Karla Barreto Stein

Test

Economía para todosCarlos Parodi

¿Por qué existe una obsesión con el PBI?

El cine es un espejoRaúl Ortiz Mory

El niño y la bestia

Mirando los Negocios al RevésJorge L. Boza

CÓMO COMPRAR UN FERRARI POR EL PRECIO DE DOS...

PREGUNTA
DEL DÍA

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO