Relojes inteligentes suizos quieren 'dar la hora' entre los jóvenes

Con la avalancha de nuevos dispositivos, los fabricantes de relojes están tratando de atraer a los millennials durante la caída económica más prolongada que haya registrado la industria suiza.

(Bloomberg).- Los relojeros suizos se están adentrando aún más en el mercado desconocido de los relojes inteligentes en tanto Montblanc, TAG Heuer y Tissot buscan atraer a los compradores más jóvenes con una tecnología que la industria desdeñó en gran medida hasta que los consumidores comenzaron a dejar de lado los relojes tradicionales.

El martes, TAG Heuer presentó la nueva generación de un reloj inteligente, o smartwatch, de US$ 1,650 que fabrica con sus socios, Google e Intel. Dos días más tarde, Montblanc siguió sus pasos con el Summit de US$ 890. También el jueves, el presidente ejecutivo de Swatch Group, Nick Hayek, anunció planes de producir un reloj Tissot usando un sistema operativo patentado.

Con la avalancha de nuevos dispositivos, los fabricantes de relojes están tratando de atraer a los millennials durante la caída económica más prolongada que haya registrado la industria suiza.

Sin embargo, las ventas de smartwatches hasta ahora han sido decepcionantes, incluso para el gigante Apple Inc., y los nuevos relojes basados en la tecnología por lo general tienen precios más bajos que la producción tradicional de la industria suiza, lo que crea riesgos para las marcas que los han adoptado.

“El mercado de los teléfonos inteligentes no necesariamente ha sido tan grande como algunos pensaban”, dijo John Guy, analista de MainFirst Bank. “Los relojeros suizos no están haciendo esto para evitar el avance del Apple Watch”.

Relojes de US$ 15,000
Se han volcado a los relojes inteligentes como forma de atraer a los compradores más jóvenes, que a menudo no llevan reloj, ni inteligente ni de otro tipo. Los precios de los relojes tradicionales de Montblanc llegan a los US$ 10,000, más de diez veces el precio de su nuevo dispositivo, mientras que los modelos más caros de TAG Heuer alcanzan los US$ 15,000 aproximadamente. La versión original del Apple Watch parte de los US$ 269.

“Es una forma de estar en la cabeza de la gente y –es de esperar- de conseguir que la gente entre a sus tiendas”, dijo Alessandro Migliorini, analista de Mirabaud Securities LLP.

Hasta ahora, los fabricantes de relojes suizos han aislado sus marcas de alta gama de esta tendencia para tratar de preservar la exclusividad de los relojes más tradicionales. Las cinco primeras marcas por ventas, según la clasificación del analista Rene Weber de Bank Vontobel -Rolex, Omega, Cartier, Patek Philippe y Longines- se han mantenido fuera del mercado de los relojes inteligentes por completo.

La última serie de lanzamientos representa un giro a para Richemont, que es dueña de Montblanc, y para Swatch, que produce los Omega. El presidente de la junta directiva de Richemont, Johann Rupert, dijo anteriormente que sus marcas solo planeaban fabricar “correas inteligentes para relojes” y que agregar funciones electrónicas dentro de la caja de los relojes crea el riesgo de que las prácticas tradicionales de fabricación se tornen obsoletas.

El presidente ejecutivo de Swatch, Nick Hayek, dijo que no prevé que los smartwatches lleguen a ser una “revolución”.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Innovar o ser cambiadoAndy Garcia Peña

Qué es transformación digital?

@infraestructuraRosselló Abogados

APP vs Obra Pública

JuegomaniáticosJuan Pablo Robles

HP Inc Power of Print Showroom, Silicon Valle...

Palabra de GestiónJulio Lira Segura

Sin tiempo para pestañear (II)

Pensando laboralmenteCésar Puntriano

RECIENTE CABE A LA REFORMA LABORAL

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO