Investigación y Desarrollo: ¿Dónde nos ubicamos en el mundo?

Según Comexperú, Las políticas públicas deben enfocarse en promover la formación de investigadores, así como mejorar los incentivos para que el sector privado invierta en I+D.

El Semanario ComexPerú recordó que destinar mayores recursos a Investigación y Desarrollo (I+D) y aumentar el número de investigadores fue uno de los compromisos acordados en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Así, existe un fuerte consenso sobre la importancia que tiene la I+D para que los países alcancen un crecimiento sostenible.

Agrega que en nuestro país, según cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), el gasto en I+D es del 0.2% del PBI, el cual es liderado por las universidades (38% del total), seguido por el sector empresarial (29%), el sector público (26%) y el sector privado sin fines de lucro (7%).

Asimismo, según información del Primer Censo Nacional de Investigación y Desarrollo en Centros de Investigación, elaborado por el Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (Concytec), el gasto en I+D en 2015 ascendió a S/ 517 millones, monto un 18% mayor al registrado en 2014; mientras que respecto a los recursos humanos dedicados a I+D, en Perú existen únicamente 180 investigadores por cada millón de habitantes.

¿Dónde nos ubicamos en el mundo? Al comparar la situación de Perú en I+D con la del mundo, el resultado es poco alentador. Según el Índice Global de Innovación de 2016, de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, nuestro país ocupa la posición 71 entre 128 analizados. Este índice compara aspectos integrales relacionados con el desempeño en I+D de las economías, incluyendo el número de investigaciones y el gasto público, así como las instituciones, infraestructura, sofisticación del mercado y el sector empresarial, productos tecnológicos y de conocimiento.

Dicho resultado nos ubica por detrás de Chile, México y Colombia, nuestros socios de la Alianza del Pacífico, quienes ocuparon los puestos 40, 61 y 63, respectivamente. Según cifras de la Unesco, México invierte alrededor del 0.5% de su PBI en I+D; mientras que Chile invierte un 0.4%, y Colombia, un 0.2%, monto similar al peruano. Estos países cuentan, además, con un número de investigadores significativamente mayor al nuestro.

El Perú se ha mantenido en el puesto 71 desde 2013, lo que indica un escaso avance en materia de I+D durante los últimos años. Nos encontramos especialmente rezagados en los aspectos de capital humano para la investigación (ocupamos el puesto 81), así como en producción tecnológica y de conocimiento (puesto 109). Por otro lado, hemos logrado mejoras con respecto a la sofisticación del mercado — que incluyen acceso al crédito y competitividad de los mercados— y a la sofisticación de las empresas, en lo referido a la innovación y absorción de conocimiento de estas.

Cabe mencionar que los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) invierten, en promedio, más del 2% de su PBI en I+D, lo que resalta la clara relevancia que le otorgan. Estos países también lideran la innovación a escala global, como se observa en el Índice Global de Innovación, donde destacan Suiza, Japón, Suecia y Finlandia.

En ese sentido, impulsar la I+D será necesario para adherirnos a sus estándares y cumplir con nuestras aspiraciones de formar parte de este organismo en el futuro.

Como señaló la OCDE en su evaluación inicial del Estudio multidimensional para nuestro país, el bajo nivel de gasto en I+D es uno de los principales obstáculos para el desarrollo inclusivo y sostenible del Perú, ya que esto retrasa la innovación y estanca los niveles de productividad y competitividad. Asimismo, se señala que es de suma relevancia superar el déficit de recursos humanos altamente calificados en el país.

Para Comexperú, en los últimos años, el Gobierno ha mejorado sus esfuerzos para fomentar la I+D en el país, a través de iniciativas como reducciones impositivas, nuevas modalidades de fondos concursables, normativas que promueven el retorno de investigadores, la elaboración del Primer Censo Nacional de Investigadores en 2016, y el desarrollo de planes de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica transversales. Asimismo, según el Concytec, el financiamiento de proyectos y el número de becas otorgados por el Estado se incrementaron en los últimos años.

Pese a ello, aún falta mucho por hacer para que la investigación se convierta en un motor de crecimiento y desarrollo sostenible en el país. Las políticas públicas deben enfocarse en promover la formación de investigadores, así como mejorar los incentivos para que el sector privado invierta en I+D.

Además, la dirección de I+D debe responder a las necesidades del país; por ejemplo, en el caso del sector agro, este se ha visto rezagado en materia de investigación, pese a la importancia de innovar en cultivos resistentes a plagas (que generan mayor productividad a un costo más bajo), debido a una moratoria que impide el ingreso y producción de organismos vivos modificados, conocidos como transgénicos. Esta medida viene retrasando el desarrollo de la biotecnología para la modernización del agro peruano.

RELACIONADAS

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Misión VerdeL+1

Todo Existe

Riesgos FinancierosGregorio Belaunde

La Capacidad de Adaptación, Mitigante del Ri...

El cine es un espejoRaúl Ortiz Mory

El planeta de los simios: la guerra

Minería 2021Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

¿Alguien habló de Competitividad?

Consumer PsycoCristina Quiñones

Insights Culturales: Arequipa, más que rocot...

PREGUNTA
DEL DÍA

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO