El código femenino: ¿Cómo eliminar la brecha de género en el sector tecnológico?

Lo único que necesita una mujer para estudiar una carrera en programación es decidirse. La brecha de género en la industria tecnológica es enorme. Pero empresas como Laboratoria y Google están trabajando para eliminarla.

Ana María Martínez, directora de Laboratoria Perú.

¿Por qué la alcantarilla es redonda? La inusual pregunta solo responde a un objetivo: medir la creatividad. Y aunque no crean, este es uno de los desafíos a los que se enfrenta un chica tech cuando quiere ingresar a Google.

Pero vamos por partes. ¿Qué es una ‘chica tech’? Básicamente una programadora o coder que sea mujer. El detalle está en que esta profesión ha encontrado un dominio masculino a lo largo de su historia. De hecho, en Perú solo el 6% de mujeres se encuentra trabajando en la industria tecnológica.

La razón es la más obvia. La tradición machista de Latinoamérica, en general, ha orientado (y limitado) a las mujeres a elegir carreras “más sencillas”, comenta Ana María Martínez, directora de Laboratoria Perú.

Esta subestimación de la capacidad intelectual femenina ha dañado enormemente a la industria. Pero, descontando el talento perdido, en pleno siglo XXI también ha despertado iniciativas interesantes. Una de ellas es Laboratoria.

En 2014, Mariana Costa fundó Laboratoria, que es, en resumen, una escuela femenina que enseña a jóvenes de bajos recursos una carrera tecnológica. Es decir, les enseñan a programar o ‘codear’.

Pero eso lo pueden aprender en cualquier instituto o universidad que enseñe Ingeniería de sistemas, ¿cierto? Sí, en parte. Pero la currícula especializada de Laboratoria tiene otra ventaja. Solo pagas si consigues trabajo.

Ruta Startup
Miriam Peralta es una estudiante en Laboratoria y, como todas, tiene un objetivo: emprender. Para ella, la satisfacción del trabajo no es una línea de código, el sueldo o los gadgets divertidos, sino el hecho de crear algo que facilite la vida diaria de los ciudadanos, que las personas puedan usarlo. En pocas palabras, contribuir al mundo.

Y es que no podemos mencionar tecnología sin pensar en las famosas empresas que hoy vemos todos los días en una computadora: las startups.

El emprendimiento es clave en la educación, y Laboratoria lo tiene muy claro. Pero antes, las muchachas necesitan introducirse en el mercado laboral. Por ello organizan bootcamps con diversas empresas, para facilitar la empleabilidad de sus egresadas, actualmente en 76%.

Porque trabajos existen. Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para el año 2025, habrá una demanda de 1.25 millones de ‘coders’, y esta generación de jóvenes programadoras, en definitiva debe beneficiarse de ello, asegura Gianfranco Polastri, gerente general de Google Perú.

El que busca, encuentra
El buscador más grande del mundo no ignora el enorme talento femenino. Y por el día de la mujer, preparó una sorpresa para sus engreídas más tecnológicas.

Google anunció la donación de US$ 1.15 millones para el desarrollo y educación de niñas y mujeres en el sector tecnológico en América Latina. Y adivinen, US$ 750,000 fueron para Laboratoria.

“Nosotros apoyamos la diversidad. Gente que pueda traer ideas frescas, venga de donde venga, es bienvenida en Google”, describe Polastri.

A su vez, destaca la importancia de acercar el sector tecnológico a las mujeres a través de iniciativas como “Made with code” para educar a las pequeñas en código.

Pero Google no solo se limita a la educación femenina. En 2017, Polastri revela que se acercarán a las universidades para integrar en las currículas el famoso analytics, y demás contenido de la empresa de Mountain View.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

@infraestructuraRosselló Abogados

¿EL RELANZAMIENTO DE LAS APPS?

Diálogo a fondoFondo Monetario Internacional

El FMI apoya los Objetivos de Desarrollo Sost...

JuegomaniáticosJuan Pablo Robles

UCAL crea la carrera de Marketing e Innovaci...

Herejías EconómicasGermán Alarco

Concentración y sobrecostos

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO