Trump permitirá a 'Dreamers' quedarse en Estados Unidos; rompe promesa

Unos 512,000 inmigrantes no autorizados podrían ser elegibles para renovar sus beneficios en el año fiscal que termina el 30 de septiembre, según un análisis de Pew Research.

(Bloomberg) El presidente Donald Trump permitirá que los hijos de inmigrantes que fueron llevados a Estados Unidos ilegalmente cuando eran niños y recibieron protección bajo un programa de la administración de Barack Obama permanezcan en el país, a pesar de que en campaña se comprometió a deportar a los llamados “Dreamers”.

Los inscritos en el programa Acción Diferida para Arribos en la Infancia, o DACA por sus siglas en inglés, “seguirán siendo elegibles” para renovar su estatus cada dos años, lo cual los protege de procedimientos de deportación y les permite recibir permisos de trabajo, anunció el Departamento de Seguridad Nacional el jueves por la noche.

La administración no buscará cancelar los permisos de trabajo existentes antes de su fecha de vencimiento.

Cientos de miles de los primeros inscritos en el programa encaraban un futuro incierto. Unos 512,000 inmigrantes no autorizados podrían ser elegibles para renovar sus beneficios en el año fiscal que termina el 30 de septiembre, según un análisis de Pew Research.

Trump también anunció que retirará un segundo programa de la era de Obama que habría protegido de la deportación a cinco millones de inmigrantes indocumentados adicionales que son padres de ciudadanos estadounidenses. Ese programa nunca entró en vigor después de que un tribunal de Texas lo bloqueó.

El aviso del Departamento de Seguridad Nacional contrasta con las declaraciones de campaña del presidente. En un discurso de agosto en Phoenix, Trump dijo que las acciones de Obama “desafiaron la ley federal y la constitución para dar amnistía” a inmigrantes indocumentados.

Pero desde que ganó la elección, el presidente ha suavizado su postura sobre quienes fueron traídos a Estados Unidos cuando eran niños, conocidos como “Dreamers”, tras una propuesta legislativa fallida que les habría ofrecido una vía para obtener la residencia legal permanente.

El presidente Barack Obama intentó convencer a Trump personalmente para que mantuviera la política vigente durante su reunión de la Oficina Oval poco después de las elecciones.

En una entrevista en abril con The Associated Press, Trump dijo que los inscritos en el programa podían “estar tranquilos” porque “este es un caso del corazón”. El gobierno, dijo, “no [iba] a perseguir a los ’dreamers’, sino a los criminales”.

Lee Francis Cissna, seleccionado por el presidente para encabezar el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos, dijo a los senadores en su audiencia de confirmación que la administración tenía la intención de mantener la política vigente.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO