Estados Unidos ya es grande en las ciudades santuario, según Winkler

El crecimiento de Estados Unidos depende de un transporte y despacho de mercaderías vibrantes, y las cinco mayores ciudades representaron 180 millones de pasajeros de aerolíneas embarcados en 2015.

(Bloomberg) Durante la campaña presidencial del año pasado, Donald Trump amenazó con castigar a las ciudades santuario que no colaboraran con la aplicación de la ley federal de inmigración, golpeándolas donde les duela.

“Las ciudades que se opongan a colaborar con las autoridades federales no recibirán más dinero de los impuestos”, dijo Trump en agosto en Phoenix. Y repitió la amenaza con su decreto ejecutivo del 25 de enero, emitido desde la Casa Blanca de Trump, aunque su legalidad y efecto práctico sigan siendo poco claros.

Lo que tampoco está claro es el impacto económico de un ataque financiero de Washington contra esas ciudades, que son engranajes clave en el motor de la prosperidad estadounidense.

Tomemos los cinco mayores centros poblacionales de Estados Unidos, todos ellos ciudades santuario: Nueva York, Los Ángeles, Chicago, Houston y Filadelfia.

Por donde se la mire, desde los empleos hasta el comercio internacional, la contribución económica de estas ciudades excede por mucho su participación de 6% de la población estadounidense, según datos compilados por Bloomberg. Y su éxito es significativamente alimentado por los inmigrantes.

En Los Ángeles, donde cerca de 33% de la población no nació en Estados Unidos, el empleo industrial se ubica a la cabeza entre las áreas metropolitanas con más de 500.000 empleos, según la Oficina de Estadísticas Laborales.

“La cara del mundo está en nuestras calles con más de 230 lenguas habladas y 120 países de origen”, dijo el alcalde Eric M. Garcetti en una entrevista en su oficina una semana antes de ser reelegido para un segundo período en el cargo el 7 de marzo. “Se trata de quienes somos instintivamente, no importa lo que alguien trate de hacer desde Washington, D.C., o cualquier otra parte”.

Las nóminas no agrícolas de las cinco mayores áreas metropolitanas totalizaron 26,3 millones, o 18% de la fuerza laboral estadounidense en 2016, según datos de Bloomberg.

Los empleos en Nueva York, donde 28 la población nació fuera de Estados Unidos, totalizaron 9.7 millones, seguidos por Los Ángeles con 6,04 millones. En Chicago, donde 17% de los residentes no nacieron en Estados Unidos, el empleo rebasó los 4,67 millones el año pasado.

Los 3 millones de puestos laborales no agrícolas de Houston fueron impulsados por el hecho de que 22% de su población proviene del extranjero. Y en Filadelfia, donde 10% de la población nació fuera de Estados Unidos, 2,9 millones de personas estaban empleadas el año pasado.

Las mismas ciudades con significativas poblaciones inmigrantes representan una desproporcionada cuota de hogares en Estados Unidos. Trump, que fue magnate inmobiliario antes de convertirse en político, probablemente aprecia el valor económico de la propiedad de una casa.

Después de todo, el valor de las propiedades residenciales unifamiliares con una hipoteca vigente en las cinco mayores ciudades totalizó US$2,16 billones –26% de la medida para las 50 mayores ciudades de Estados Unidos.

En parte, la razón por la cual las cinco principales ciudades representan 16% de la capitalización de mercado de las compañías del índice Russell 3000, o US$ 4.2 billones, es porque los inmigrantes ayudan a crear un mercado laboral más productivo.

La población de entre 18 y 65 años de edad es mayor que el promedio nacional y la población mayor de 65 años es menor que el promedio nacional, según datos compilados por Bloomberg a partir de información de la Oficina del Censo de Estados Unidos.

El crecimiento de Estados Unidos depende de un transporte y despacho de mercaderías vibrantes, y las cinco mayores ciudades representaron 180 millones de pasajeros de aerolíneas embarcados en 2015, o 31% del total de viajeros en los 30 aeropuertos de mayor tráfico.

El total de importaciones y exportaciones que pasaron a través de los puertos de las cinco principales ciudades sumó 12 millones de TEU (sigla en inglés de “unidades equivalentes a veinte pies” –o seis metros–) el año pasado, o 59% de todo el tráfico de los principales puertos.

Esto ayuda a explicar por qué con una población combinada de más de 19 millones, o 5.8% de los 320 millones de habitantes del país, las cinco mayores ciudades representaron en 2015 US$ 3.7 billones, o 20% del producto interno bruto de Estados Unidos.

En el mercado de la deuda gubernamental estatal y local, donde los inversores buscan bonos con la mayor apreciación de capital y mejor calidad crediticia, las cinco mayores ciudades tienen un desempeño superior al del gobierno de Estados Unidos y la referencia nacional, tendencia que persiste desde 2013, según datos compilados por Bloomberg.

“Representamos a ciudadanos que son el corazón y el alma y el motor de este país”, dijo Garcetti. “Tenemos ciudadanos plenos y personas indocumentadas en la misma familia y, entonces, pregunto ¿quieres sacar al ganapán o quieres sacar a la abuela, o al niño o a una de los hermanos, pero ninguna de las hermanas? Estoy demasiado a favor de la familia para separarlos. Vayamos a la verdadera labor”.

Esta columna no refleja necesariamente la opinión del consejo editorial o Bloomberg LP y sus dueños.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

MillennialsPamela Romero Wilson

Luis Salcedo: "Lo más importante es la const...

Palabra de GestiónJulio Lira Segura

Por ahora solo oposición

Riesgos FinancierosGregorio Belaunde

Gestión Estratégica de los Riesgos Crítico...

Moda Inc.Daniel Trelles

El nuevo ejecutivo

Economía para todosCarlos Parodi

¿Por qué no se reactiva la economía peruan...

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO