CADE Universitario: El cliente final de la educación superior es el empleador

El cliente final de la educación superior es el empleador y que, por ello, deben convertirse en socios activos de universidades e institutos, señala Lucía Benavides del Comité Organizador de CADE Universitario.

El 60% de las empresas peruanas consideran que los recién egresados de universidades o institutos no están preparados para su primer trabajo. Así lo señala un reciente estudio de Lee Hecht Harrisson DBM.

La centros de educación superior (tanto institutos como universidades) en estricto venden paquetes de horas de clases a sus estudiantes. Pensado de esta forma, la responsabilidad de las universidad o instituto es simplemente cumplir con dictar las clases especificadas en la malla curricular, idealmente con la mayor calidad posible.

Sin embargo, los postulantes no deciden estudiar una carrera simplemente para saber más sobre un tema en específico; su motivación principal es crecer profesionalmente.

[Lea también: CADE Universitario: Hay carreras que van a desaparecer y otras que se van a transformar ]

Si la mayoría de empresas peruanas consideran que los recién egresados no están preparados para su primer trabajo, entonces la educación superior no está cumpliendo con el sueño que le vendió – directa o indirectamente – a los estudiantes.

No es fácil alinear la educación superior con las necesidades de los empleadores, ni es un problema exclusivo del Perú. Según un estudio a nivel mundial de McKinsey&Co., 58% de las empresas consideran que los egresados no están adecuadamente preparados para su primer trabajo.

Sin embargo, tomando en cuenta el esfuerzo titánico que demanda para las familias y los estudiantes peruanos invertir en educación superior, es nuestro deber por lo menos tratar de incrementar el rendimiento de su inversión.

Pasos
El primer paso es reconocer que el cliente final de la educación superior es el empleador. Son ellos los que deciden si están dispuestos a pagar un premium por la formación que ha recibido el egresado. Son ellos los que cierran la brecha entre la educación superior y lo que necesita la empresa con capacitación formal o informal.

Deberíamos medir la calidad de la educación no solo por las acreditaciones de la institución, sino también por el éxito profesional de los egresados y las evaluaciones de los propios empleadores.

El segundo paso es convertir a los empleadores en socios activos de las universidades e institutos. Hay una clara brecha de comunicación entre los centros educativos y los empleadores.

Proveedores de educación
En el estudio de McKinsey&Co. solo 28% de los proveedores de educación superior señalaron que los recién egresados no están preparados para su primer trabajo.

Los proveedores de educación deberían tener la modestia y empatía para realmente tomar en cuenta las opiniones de las empresas. Más aún, los empleadores deberían ser parte integral de la experiencia en el aula. No es suficiente organizar comités periódicos para evaluar las necesidades del mercado con las empresas.

Los peruanos comienzan sus estudios superiores soñando con un mejor futuro para ellos y sus familias. Si las empresas y los proveedores de educación superior trabajamos juntos, podemos ayudarlos a cumplir su sueño. : No es un camino fácil, pero es un reto que vale la pena asumir.

El dato
Del 09 al 12 de setiembre se llevará a cabo la 21° edición del CADE Universitario en la Escuela Naval del Perú, donde se abordarán temas como la demanda laboral en el país.

Lucía Benavides
Miembro del Comité Organizador de CADE Universitario 2015

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Zona de IntercambioJulio Guadalupe

“Facilitación con Camiseta”

JuegomaniáticosJuan Pablo Robles

Final del Campeonato Zegel Ipae en Dota 2 y P...

Analizando tus inversionesDiego Alonso Ruiz

¿Quién es quién en el mercado automotriz?

Divina EjecutivaFiorella

La importancia en los pequeños detalles

PREGUNTA
DEL DÍA

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO