San Isidro, Surco y Magdalena registran la mayor demanda de oficinas tipo A y A+

En el primer trimestre del 2017 se absorbieron 3,200 m2 de oficinas sólo en San Isidro, según informe de CBRE Perú.

Según el reporte de oficinas de CBRE Perú, filial de la consultora inmobiliaria CBRE Inc., al cierre del primer trimestre del 2017 se registraron 257,900 metros en construcción en Lima, con entregas programadas para el 2017 y 2018.

De esos espacios, el 29.9% de metros cuadrados ha sido pre-alquilado y el 43.7% comprado.

Según CBRE Perú, el mercado inmobiliario de oficinas clase A y A+ en Lima ha tenido un inicio lento en el 2017 como consecuencia de los fenómenos que han afectado la economía del Perú.

“Los principales ratios del sector no han sido muy positivos en general pero algunos sub mercados, como San Isidro, Surco y Magdalena, mantienen el atractivo y el desarrollo”, anotó.

Mientras que el nivel de absorción al inicio del 2017 se desaceleró en comparación al año anterior por la entrega de nuevos espacios no pre – colocados. La absorción en Lima fue de 852.20 m2.

San Isidro Empresarial fue el submercado que mayor absorción registró con la colocación de 3,200 m2.

Por su lado, Surco redujo su tasa de vacancia en 8.5% y Magdalena en 2.8% en comparación con el trimestre anterior, en donde este mismo ratio alcanzó los 10.3% y 30.7%, respectivamente.

“En los últimos dos años, Surco y Magdalena han atraído a empresas de sectores muy diversos como el de telecomunicaciones y de servicios que buscan espacios entre los 500 y 1,500 m2. Asimismo, también entidades del sector público y otras educativas han apostado por áreas mayores en estas zonas”, indicó Ricardo Cabrera, gerente general de CBRE Perú.

Adicionalmente, mencionó que cada vez más edificios clase A y A+ son construidos bajo estándares que les permite acceder a certificaciones LEED que los catalogan como Green Buildings, es decir, como edificios sostenibles.

“No necesariamente porque el cliente lo pide sino porque se está convirtiendo en un estándar de mercado y, por tanto, al no contar con una certificación el edificio se encuentra en una desventaja competitiva dentro del mercado. Finalmente, debemos tener en cuenta que las vías de acceso deben mejorarse para que este nuevo sector pueda seguir desarrollando proyectos inmobiliarios”, comentó.

Respecto a la oferta actual, en el primer trimestre del 2017 se sumaron 5,900 m2 correspondientes al Edificio Black en Miraflores.

“Otras entregas previstas para este trimestre fueron postergadas hasta el siguiente resultando éste el primer trimestre más bajo en entregas desde el 2013 para el mercado de Lima”, precisó Cabrera.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

El Vino de la Semana

Alion

Innovar o ser cambiadoAndy Garcia Peña

Design Thinking y Transformación Digital

Economía para todosCarlos Parodi

Empleo en Lima Metropolitana

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO