Repliegue chino no reducirá precio de propiedades en Estados Unidos

Si bien los compradores asiáticos son parte de la ecuación, un giro global desde las inversiones en renta fija de bajos retornos hacia los bienes raíces impulsará los precios durante el futuro cercano, aseveró.

Bloomberg.- Los precios de los bienes raíces comerciales, que rondan sus niveles máximos en Estados Unidos tras un auge de seis años, son sostenibles a pesar de las restricciones impuestas por los reguladores chinos a las inversiones en el extranjero, señaló Brookfield Property Partners.

El máximo ejecutivo de Brookfield Property, Brian Kingston, dijo en una entrevista con Bloomberg Television que hay suficiente capital proveniente de múltiples regiones, como Europa y Medio Oriente, para contrarrestar una posible desaceleración de la inversión china.

Si bien los compradores asiáticos son parte de la ecuación, un giro global desde las inversiones en renta fija de bajos retornos hacia los bienes raíces impulsará los precios durante el futuro cercano, aseveró.

“Había muchos titulares sobre todo el capital que estaba viniendo de Asia”, manifestó Kingston, socio gerente sénior de Brookfield Asset Management Inc., la empresa matriz de Brookfield. “La realidad es que tiene una base más amplia. Viene de muchos lugares”.

El aumento de los precios de los edificios comerciales en Estados Unidos, como torres de oficinas y edificios de departamentos, se ha estabilizado durante los últimos 12 meses, según la firma de investigación Green Street Advisors, al tiempo que una creciente desconexión entre compradores y vendedores está frenando nuevos acuerdos.

En Manhattan, uno de los mayores beneficiarios del ingreso de capital extranjero en los últimos años, el volumen de transacciones cayó 39% interanual a US$ 18,000 millones en el primer semestre, de acuerdo con datos del Real Estate Board of New York, una entidad que representa al sector.

De todos modos, se han producido un puñado de transacciones bombásticas. En marzo, el conglomerado chino HNA Group acordó comprar el edificio ubicado en 245 Park Avenue por US$ 2,210 millones, uno de los precios más altos pagados por un rascacielos de Nueva York, a Brookfield Property y el New York State Teachers’ Retirement System, que poseía el restante 49%.

“En el último par de años hemos estado vendiendo en la mayoría de los principales mercados y hemos estado comprando en los mismos mercados”, señaló Kingston.

“Esto realmente define nuestra filosofía de inversión en bienes raíces, que es comprar estos activos, reposicionarlos y aumentar los ingresos. Y finalmente, los vendemos y trasladamos el capital a la próxima oportunidad”.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Moda Inc.Daniel Trelles

El nuevo romantico: Lorenzo Serafini

Predio legalMartín Mejorada

El derecho a usar de los condóminos

Herejías EconómicasGermán Alarco

¿Agenda empresarial o ciudadana?

Atalaya EconómicaManuel Romero Caro

El ejemplo ecuatoriano 25.09.17

Palabra de GestiónJulio Lira Segura

Sistema tributario: Urge repensar una reforma

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO