Inversionistas despiertan su apetito por los FIRBI y FIBRA, ¿salvavidas para la construcción?

Durante 10 años, la rentabilidad que generen estos instrumentos gozarán de una tasa preferente del 5% del Impuesto a la Renta y ya no será de 28%, explicó Roberto Polo de PwC.

Gestion.pe

Si uno escucha la palabra “FIRBI”, tal vez pueda imaginar un juego de verano pero no se trata de eso sino de un Fondo de Inversión en Renta de Bienes Inmuebles, un mecanismo que puede ayudar a reactivar el ‘golpeado’ sector Construcción del Perú, junto a los Fideicomiso de Titulización en Renta de Bienes Inmuebles (FIBRA).

Roberto Polo, gerente senior de Consultoría Tributaria de PwC, explicó que en diciembre del 2016 se publicaron diversos dispositivos que modificaron el tratamiento tributario de los FIRBI y FIBRA.

“Una FIBRA es un fideicomiso que tiene como objetivo desarrollar proyectos inmobiliarios, ya sea adquiriéndolos o construyéndolos. Por su parte, un FIRBI es un fondo de inversión que la finalidad de realizar inversión en proyectos inmobiliarios”, declaró a Gestion.pe.

La situación a revertir es difícil, ya que en la actualidad hay un sólo FIRBI en el mercado peruano y según Polo, “no ha tenido mayor acogida”.

“En buena parte se debía a su régimen tributario y, en general, no era muy difundido”, explicó.

Agregó que ambos mecanismos tienen un funcionamientos similar a un fondo mutuo o de pensiones, donde las personas obtienen una rentabilidad, aunque en este caso la rentabilidad proviene de la ejecución del proyecto, que puede ser por ejemplo un hotel, edificio de oficinas y viviendas, o una fábrica.

“El régimen tributario anterior hacía que si una persona invertía en estos títulos esté gravado con una tasa de Impuesto a la Renta equivalente al 28%”, anotó.

Pero desde este año y por un plazo de 10 años, explicó Polo, se aplicará una tasa preferente de 5%, lo cual es el primer aliciente para que cualquier persona invierta en los títulos de los FIBRA, mientras que en los FIRBI no hay un plazo para ese beneficio.

“Estos mecanismos están abiertos a cualquier tipo de inversionistas, tanto personal natural como para empresas sean locales o extranjeros”. anotó.

El futuro
Polo mencionó que este cambio a los mecanismos ha generado mucha expectativa y ya hay más consultas sobre cómo formar estos FIRBI y FIBRA, tanto de inversionistas como de empresas que podrían originar estos proyectos inmobiliarios.

“Esto requiere de un asesor especializado que se encargue del levantamiento del capital, de la administración del fondo y que tercerice, a su vez, las actividades de construcción y de administración de estos inmuebles”, precisó.

El especialista proyectó que durante este año se verán más empresas apostando por estos mecanismos para aprovechar el beneficio tributario pero existe otro.

“Una persona natural o una jurídica puede invertir en estos fondos adquiriendo certificados, y la norma actual contempla que si esos certificados se venden a través de la Bolsa de Valores de Lima (BVL), la ganancia generada va a estar exonerada de impuestos hasta el 31 de diciembre del 2019”, dijo.

Recordó que las operaciones en la BVL se tendrá que realizar a través de un agente de bolsa, ya que las personas no tienen acceso directo a la plaza bursátil.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO