Shell: CEO apunta a liderar sector petrolero tras adquisición de BG Group

Un elemento clave del plan del presidente ejecutivo de Shell, Ben van Beurden, incluirá la reducción de su actividad global.

(Foto: AFP)
(Foto: AFP)

Reuters.- Royal Dutch Shell planea aumentar los ahorros de costos a US$ 4,500 millones tras su adquisición de BG Group, operación que su presidente ejecutivo, Ben van Beurden, asegura que llevará a la petrolera a liderar la industria y entregar retornos de dos dígitos a accionistas.

En su primera presentación de estrategia de largo plazo desde la compra de BG por US$ 54,000 millones en febrero, Shell presentó planes para limitar el gasto y cerrar plantas en algunos países para centrarse en las operaciones más rentables, como la de gas natural licuado, la producción en aguas profundas y los químicos.

Según el presidente ejecutivo de Shell, se espera que los nuevos recortes ayuden a impulsar las acciones de Shell, que han quedado a la zaga de sus rivales desde que el acuerdo de compra de BG fue anunciado en abril del 2015.

“Durante los primeros 90 años de existencia de Shell (…) fuimos el líder de la industria en cuanto a retornos totales a accionistas. Perdimos ese lugar en la década de 1990”, dijo Van Beurden. “Estoy decidido a que recuperemos el primer lugar”, agregó.

La adquisición de BG elevó a Shell al segundo lugar de la industria por capitalización de mercado y producción, sólo detrás de Exxon.

La compañía ha sido la única entre las principales petroleras en hacer una compra grande en el actual declive del mercado, mientras sus rivales se concentran en recortar gastos.

Un elemento clave del plan de Van Beurden incluirá la reducción de su actividad global. La firma abandonará sus operaciones de petróleo y gas en hasta 10 países y venderá un 10 por ciento de su producción, como parte de un plan de venta de activos por 30.000 millones de dólares para 2018.

La compañía está activa en más de 70 países pero quiere centrarse en solo 13, entre ellas Brasil, Australia y Estados Unidos. La empresa señaló que sus prioridades de crecimiento de mediano plazo eran los proyectos en aguas profundas en Brasil y en el Golfo de México y su división de productos químicos.

Shell se convirtió en el principal operador de gas natural licuado y en uno de los mayores productores de crudo en aguas profundas cuando aumentó su posición en Australia y Brasil.

En el largo plazo, el grupo quiere centrarse en la producción de petróleo y gas de esquisto en Norteamérica y Argentina, así como en una unidad de nuevas energías que agrupe biocombustibles, hidrógeno, eólica y solar.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

El cine es un espejoRaúl Ortiz Mory

¡Madre!

La Economía de la ExperienciaContinuum

Innovaciones que no funcionan, parte 1: Busin...

Riesgos FinancierosGregorio Belaunde

Los Sismos de México y Nosotros

Consumer PsycoCristina Quiñones

Generación Juvenescente: “Si crees que me ...

PREGUNTA
DEL DÍA

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO