• Miércoles 30 de noviembre del 2016 - 06:39
  • 17 visitas

Rodríguez Pastor: "Algún día" son dos palabras que condenan al Perú a la mediocridad

CADE 2016. “Los próximos cinco años son cruciales. Este es el momento en el que construimos sobre lo que hemos logrado o comenzaremos a retroceder”, enfatizó el presidente del presidente de Intercorp.

El presidente de Intercorp, Carlos Rodríguez Pastor, señaló hoy que “algún día” son dos palabras que usan mucho los peruanos pero que, a su vez, los condenan a la mediocridad, por lo que se debe pensar en cambiar esa mentalidad.

“Algún día” son dos palabras que juntas condenan a este país a la mediocridad, desgastan nuestro potencial y nuestra promesa, no nos permite crecer y ser el país que siempre hemos querido ser, dijo el empresario en su presentación en CADE 2016.

Explicó que esas dos palabras impiden escribir una mejor historia para el Perú.

Indicó que en conversaciones que tiene con muchas personas sobre el Perú que nos gustaría tener, siempre obtiene respuestas como ‘Perú debería cambiar y crecer algún día’, ‘Perú debería ser protagonista en el escenario mundial algún día’ o ‘Perú debería convertirse en un país desarrollado algún día’.

“Si continuamos con nuestra vieja y anticuada manera de pensar no seguiremos en el camino del éxito, debemos aprender a pensar de que lo que funcionó en el pasado no necesariamente funcionará en el futuro”, dijo.

En ese sentido, precisó que las tres ideas que deben primar en los peruanos son “construye tu empresa para construir tu país”, “si quieres una generación moderna edúcala con herramientas modernas” y “el desarrollo de nuestra infraestructura es un asunto que nos compete a todos”.

“Solo los países que cambian su manera de pensar tienen la posibilidad de convertirse en países desarrollados, por eso debemos primero empezar por el final y luego olvidar el pasado d forma selectiva”, anotó.

“Si de algo estoy seguro es que los próximos cinco años son cruciales. Este es el momento en el que construimos sobre lo que hemos logrado o comenzaremos a retroceder, sin posibilidad de prosperar y de avanzar. Si no actuamos en estos próximos cinco años de nada importará lo que hagamos en los siguientes 20 años”, subrayó.