Más de un banco decide ya no participar en financiamiento del gasoducto sur

En una lucha contra el tiempo, el consorcio a cargo del GSP evalúa nuevas alternativas para lograr el cierre financiero, afectado por el creciente escándalo en torno a Odebrecht en el proyecto.

Este 24 de enero es su cierre financiero  y no se sabe aún quién comprará el 55% de acciones de Odebrecht en el proyecto.
Este 24 de enero es su cierre financiero y no se sabe aún quién comprará el 55% de acciones de Odebrecht en el proyecto.

Faltando 12 días para que venza el plazo contractual para el cierre financiero del proyecto del Gasoducto Sur Peruano (GSP), el proceso se complica, tanto para que los bancos aprueben el crédito de US$ 4,124 millones necesario para concluir la obra, como para la venta del 55% de las acciones de Odebrecht en el proyecto.

Según fuentes del sector bancario, el cierre financiero – previsto para este 24 de enero- se ha complicado por diversos factores originados por el ruido político, luego de conocerse la confesión de Odebrecht sobre los sobornos pagados en el Perú.

Uno de esos factores son los anuncios de la eliminación de la norma de afianzamiento de seguridad energética, que permite el pago de ingresos garantizados para el GSP a través de la tarifa eléctrica. Otro es la intención de que, en el caso de que Odebrecht venda su 55% de participación en el consorcio del GSP, el dinero obtenido quede a manos del Estado a través de un fideicomiso.

Eso, añaden, ha llevado a que ahora ya no todos los bancos tengan el mismo interés por apoyar el financiamiento, pues algunos inclusive ya han desistido de brindar su apoyo para el crédito antes citado, y otros están a la expectativa de ver qué sucede.

Originalmente, un pool de 20 bancos tenía previsto otorgar el crédito, pero luego se hizo una “redefinición”, por la cual serían seis los bancos que asumirían el financiamiento, cuyos recursos a su vez los obtendrían de otros bancos. Estos últimos son los que ahora han decidido ya no apoyar el proyecto.

Ante esta situación, se supo que el consorcio del GSP busca otras alternativas que por ahora prefieren no revelar. Además, añaden que aún se mantiene el interés de Brookfield, y en menor medida el de CNPC, por el 55% de acciones de Odebrecht en el GSP.

Si no hay cierre
En caso no se concrete el cierre financiero, el Estado tendría que ejecutarle una garantía por incumplir el contrato, de US$ 350 millones, pero a su vez tendría que reconocerle al consorcio el 73% del valor de los activos del GSP, que sería menor a los US$ 1,000 millones. La Contraloría ha señalado que, a junio pasado, el consorcio ha ejecutado US$ 1,440 millones en este proyecto.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Misión VerdeL+1

Todo Existe

Riesgos FinancierosGregorio Belaunde

La Capacidad de Adaptación, Mitigante del Ri...

El cine es un espejoRaúl Ortiz Mory

El planeta de los simios: la guerra

Minería 2021Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

¿Alguien habló de Competitividad?

Consumer PsycoCristina Quiñones

Insights Culturales: Arequipa, más que rocot...

PREGUNTA
DEL DÍA

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO