Complejo Agroindustrial Beta planea facturar US$ 200 millones al año en el 2018

Lunes, 29 de abril del 2013

G de Gestión. La firma de Víctor Matta Curotto –también dueño de Exalmar– se convirtió en el líder nacional de exportación de la uva Red Globe en el 2012. Este año espera consolidar su diversificación con espárragos, paltas y otros tipos de uva.

–Está bien rica. Pero ¿te ha llovido? –le pregunta Lionel Arce, gerente general de Complejo Agroindustrial Beta, a Miguel Abregu, gerente agrícola de la compañía, mientras saborea un grano recién arrancado de uva Red Globe, grande y crujiente.
–Un día, felizmente –le contesta Abregu.
–Se nota –replica Arce y, luego, se vuelve hacia el equipo de G de Gestión que visitó el fundo Santa Margarita, en Ica, el 8 de febrero, último día de cosecha de la más reciente temporada de producción–. En uva, si llueve fuerte tres o cuatro días, perdemos una cosecha a la que le hemos metido diez meses de trabajo.

Un riesgo así es vital para Beta, que en el 2012 se convirtió en el principal exportador de uva Red Globe en el Perú al realizar envíos por más de US$ 40 millones. Por ello, diversificar es una obligación en la estrategia de la firma, que también es la mayor exportadora nacional de espárragos, el producto con el que inició operaciones en 1994 y del que envía US$ 44 millones. Las nuevas apuestas de la firma de Víctor Matta Curotto, también accionista mayoritario de Pesquera Exalmar, son la mandarina, el tangelo y la palta.

El año pasado, Beta obtuvo ventas por US$ 88 millones, 40% más que en el 2011. Sus planes siguen previendo crecimientos importantes: llegar a los US$ 100 millones este año y a los US$ 200 millones en el 2018.

Canasta diversificada
En el espárrago, la empresa cuenta con ventajas importantes: dos cosechas anuales y rendimientos por hectárea de hasta 15 TM en las plantaciones adultas, cuando el promedio nacional es de 6,5 TM. Así, la compañía garantiza su abastecimiento los 365 días del año. “Ello implica competir con zonas de producción en los mercados de destino, pero también nos permite negociar mejores condiciones de venta”, explica Arce. Sus mercados más importantes son EE.UU., donde está asociada con Alpine Fresh, una de las tres importadoras más importantes, y España, donde se estima que uno de cada dos atados peruanos corresponde a Beta.

Mientras tanto, la experiencia de la agroindustrial en uva de mesa ha sido, como la de otros productores peruanos, una de superación. “Importamos el modelo chileno, pero nos confundimos. Todas las parras de 1995 y 1996 se mataron”, recuerda Arce. Las empresas no contemplaron que los suelos costeros tienen problemas de filoxera y nemátodos que los chilenos no afrontan. Aprendida la lección, Beta cuenta hoy con 550 hectáreas para cultivar uva Red Globe entre Ica y la zona piurana de Chulucanas. Los cronogramas de producción a lo largo del año buscan aprovechar la brecha en el mercado global entre los volúmenes estadounidenses y los chilenos.

Además de la Red Globe, la empresa planea implementar hacia el 2015 otras 500 hectáreas en Chulucanas dedicadas a variedades de uvas sin semillas, como la Thompson, apreciada por el mercado inglés, estadounidense y coreano, la Superior y la Crimson. Arce espera que esta apuesta le permitirá a Beta facturar US$ 40 millones adicionales.

La compañía también ha apostado por cítricos y por la palta Hass. “Las variedades de cítricos rotan mucho. Hace cinco años el boom era la Minneola, pero hoy está en picada”, señala Arce al explicar por qué la empresa no prevé ampliar su participación en este tipo de cultivos. En palta, la expectativa es diferente. “Queremos llegar a las 1.000 hectáreas”, afirma el ejecutivo.

Para expandir el cultivo de palta y de espárrago en Jayanca, Beta invertirá US$ 17,2 millones. A ello se suman más de US$ 2,5 millones destinados a adquirir diez máquinas seleccionadoras de espárrago para su planta en Chincha. El financiamiento de estas inversiones se basará en créditos sindicados, similares al que tomó la empresa en el 2008 por US$ 36 millones, liderado por Interbank y Rabobank, y que está a punto de ser cancelado.

Abregu, el gerente agrícola, conoce a Matta y a Arce desde hace más de veinte años y no duda que lograrán sus ambiciosas metas. El ejecutivo revive la entrevista que tuvo con Matta, cuando en 1997 fue invitado a formar parte de la compañía. “Me dijo: ‘vamos a ser los primeros exportadores de espárrago’. No teníamos ni chacra, así que no le creí. Hace poco me dijo que íbamos a ser líderes en uva. Pero ahora ya le creo”.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Desafíos para el progresoBanco Interamericano de Desarrollo

Ocho lecciones sobre transferencias a los pobres

Hoy sí atiendo provinciasFélix Villanueva

Tendiendo puentes para el desarrollo

Analizando tus inversionesDiego Alonso Ruiz

La bolsa y la navidad

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO