Cofide a Minera IRL: no se actuó de manera injustificada y no se frustró financiamiento del proyecto Ollachea

El Banco de Desarrollo del Perú aclaró que proyecto minero Ollachea es de propiedad de Minera IRL. Los únicos responsables de desarrollar el proyecto y de buscar su financiación son los directivos de Minera IRL.

Ante las declaraciones de la Minera IRL de que Cofide sabotea el proyecto minero Ollachea en Puno, el Banco de Desarrollo del Perú aclaró a la opinión pública que la medida cautelar interpuesta por la minera y admitida por el Juez José Clemente Escudero López, es totalmente cuestionable ya que impide el cobro del préstamo otorgado por Cofide.

“Cofide y Minera IRL acordaron por escrito que cualquier disputa que pudiera surgir entre ellos en relación con el préstamo por USD 70 millones – como lo es el incumplimiento en el pago de dicho préstamo en la fecha pactada para ello – sería resuelta bajo las leyes del Estado de Nueva York y ante jueces de dicha jurisdicción”, precisó Cofide a través de un comunicado.

Sin embargo, resaltó que incumpliendo abiertamente ese pacto, Minera IRL recurrió a un juez peruano para que prohíba a Cofide cobrar los referidos USD 70 millones.

[LEA TAMBIÉN: Minera IRL acusa a Cofide de sabotear el proyecto minero Ollachea en Puno]

“Por otro lado, debe quedar claro que Cofide no actuó de manera injustificada, sorpresiva ni prepotente, ni tampoco frustró el financiamiento del Proyecto Minero Ollachea, Cofide ejerció de manera lícita y legítima su derecho de terminar la carta mandato suscrita con Minera IRL”, aclaró.

Según Cofide, no ha ejercido ningún abuso de poder ni pretende ignorar o incumplir ningún acuerdo con Minera IRL. La carta mandato no obligaba a COFIDE a otorgar un préstamo por USD 240 millones. Minera IRL no podrá exigir obligar o reclamar a Cofide el Crédito a Largo Plazo.

Si Minera IRL no tenía los recursos para honrar una obligación de pago contraída dos años antes, pudo haber obtenido otro financiamiento de cualquier entidad financiera para repagar dicha obligación y continuar con el proyecto. Minera IRL recibió los USD 70 millones, y se comprometió a pagarlos el 5 de junio de 2017 y no lo hizo.

“La fecha de pago era el 5 de junio de 2017, según el contrato de crédito bajo ley de Nueva York suscrito por Minera IRL el 3 de junio de 2015. En lugar de pagar su deuda, Minera IRL recurrió ante el Juez José Clemente Escudero López para convencerlo de que prohíba a Cofide cobrar su acreencia y ejecutar sus garantías, a pesar de haberse cumplido las condiciones para que legítimamente ejerciera ese derecho”, detalla el documento.

Cofide recordó que únicamente se comprometió a prestar servicios de estructuración financiera bajo una carta mandato, nunca estuvo comprometida a prestar USD $240 millones a Minera IRL.

“Para que Cofide estuviera obligado a desembolsar los US$ 240 millones como afirma Minera IRL, primero estas partes tendrían que haber suscrito un contrato de financiamiento en calidad de prestamista y prestatario, cosa que no ocurrió. Si bien Cofide tenía la posibilidad de presentar a Minera IRL propuestas de financiamiento en su calidad de estructurador financiero, Minera IRL tenía total libertad desde el 1 de junio de 2016 para obtener el financiamiento de otras fuentes utilizando los servicios de otro estructurador, pues en esa fecha venció la exclusividad acordada en un inicio a favor de Cofide”.

El proyecto minero Ollachea es de propiedad de Minera IRL. Los únicos responsables de desarrollar el proyecto y de buscar su financiación son los directivos de Minera IRL, quienes deberán responder frente a sus accionistas – incluyendo a la Comunidad Campesina de Ollachea de Puno, entre otras cosas, por qué no cumplieron con pagar el préstamo a Cofide por US$ 70 millones, por qué en dos años no lograron obtener un financiamiento de largo plazo para desarrollar el proyecto y por qué finalmente se encuentra paralizado el proyecto.

Cofide subrayó que es un Banco de Desarrollo que cumple una función social. Para cumplir con esta importante misión es fundamental que el banco pueda cobrar los préstamos que otorga. “La actuación del Juez Escudero López y de Minera IRL no sólo dan señales que son contrarias al respeto de las reglas de juego y la confianza en el mercado bancario y financiero, sino que además impiden que Cofide cumpla con esta importante función y vea perjudicados sus recursos, generándose así un daño no sólo a Cofide sino a la sociedad en su conjunto”.

Finalmente, dijo que es falso que Minera IRL les haya comunicado voluntad alguna de diálogo. “Cofide está abierta al dialogo y no se niega a recibir alguna propuesta formal razonable de pago de parte de Minera IRL”, manifestó.

RELACIONADAS

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Economía para todosCarlos Parodi

¿Cómo se puede reactivar la economía perua...

@infraestructuraRosselló Abogados

¿EL RELANZAMIENTO DE LAS APPS?

Diálogo a fondoFondo Monetario Internacional

El FMI apoya los Objetivos de Desarrollo Sost...

JuegomaniáticosJuan Pablo Robles

UCAL crea la carrera de Marketing e Innovaci...

Herejías EconómicasGermán Alarco

Concentración y sobrecostos

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO