Cinco motivos por los que tiene sentido que Amazon compre Slack

Aunque tiene la infraestructura, Amazon está trabajando para desarrollar más herramientas laborales disponibles en la nube para competir con el Office de Microsoft y la G-Suite de Google.

(Bloomberg) Todo gigante de la tecnología que vende software empresarial tiene motivos para no perder de vista a Slack Technologies, el popular servicio de chat para lugares de trabajo.

Y ahora parece que en efecto la tendrían entre ceja y ceja: la startup de San Francisco está atrayendo el interés de varios posibles compradores, entre ellos Amazon.com, a un precio de no menos de US$ 9,000 millones, informó Bloomberg.

A ese precio, la compra de Slack constituiría la adquisición más grande —una Slackquisición, digamos— de la historia de Amazon.

¿Qué obtendría Amazon por su dinero cuidadosamente gastado? ¿Y por qué estaría de acuerdo en venderse Slack, cuya última tasación por los inversores fue de US$ 3,800 millones?

El atractivo podría residir en la mensajería y las comunicaciones en los espacios de trabajo.

– Alexa se infiltra en la oficina: Amazon anduvo ocupada difundiendo a Alexa, su plataforma activada por voz, entre las masas. Hoy los parlantes Echo son comunes en hogares y cuartos de hotel; permiten que la gente revise el pronóstico del tiempo, llame a Uber y baje la iluminación con solo hablarle al dispositivo.

Luego, Alexa llegará a los coches y permitirá a sus conductores obtener orientaciones y encontrar restaurantes con comandos de voz. El lugar de trabajo, el pan de cada día de Slack, es el eslabón faltante.

Y Alexa tiene habilidades que serían útiles en el trabajo, como anotar reuniones en el calendario con la voz en vez de usar los dedos o dictarle un mensaje a un colega.

– Potenciando la nube: la división de computación en nube de Amazon, Amazon Web Services, ya domina el mercado y ayuda a las empresas a ahorrar dinero en servidores y departamentos de TI permitiéndoles alojar los sistemas informáticos en los centros de datos de Amazon y acceder a ellos por internet.

Aunque tiene la infraestructura, Amazon está trabajando para desarrollar más herramientas laborales disponibles en la nube para competir con el Office de Microsoft y la G-Suite de Google.

Las funciones de chat corporativo de Slack y su integración a otros servicios como Dropbox y Github podrían ayudar a Amazon a compensar la menor cantidad de funciones respecto a Microsoft y Alphabet y a complementar sus otros productos, como Chime, una herramienta para organizar conferencias de video online y compartir archivos.

– Amazon también quiere vender cosas en el trabajo: Amazon tiene un mercado creciente entre empresas, Amazon Business, que ayuda a los agricultores a encargar piezas de tractores, a las universidades a conseguir equipos de laboratorio y a los oficinistas a obtener descuentos por la compra a granel de bolígrafos y soportes adhesivos.

La empresa quiere trasladar la experiencia de compras minoristas digitales de la que fue precursora al ámbito laboral, donde todavía se hacen muchos pedidos por teléfono y con formularios en papel.

Slack ofrece su presencia en el mercado de trabajo y la posibilidad de convertirse en un lugar para vender cualquier necesidad de la oficina. Véase la primera razón: “Alexa, encarga soportes adhesivos”.

A Amazon le falta una plataforma de mensajería sólida: es cierto que los 5 millones de usuarios de Slack no son nada frente a los 1,200 millones de usuarios del Messenger de Facebook.

Pero por algún lado se empieza. Como la mensajería va ocupando cada vez más tiempo y atención de los usuarios de dispositivos móviles, Slack podría ayudar a Amazon a tener una plataforma de chat popular.

A los usuarios de Slack les encanta el servicio —la empresa suele instalarse en las empresas desde los escalafones inferiores, gracias a los fans devotos— y algunos incluso lo usan en su vida personal para organizar salidas con grupos de amigos y proyectos fuera del trabajo.

-Slack quiere acceder a las grandes empresas: desde enero, cuando Slack estrenó una versión de su servicio pensada específicamente para grandes empresas, la compañía trabaja para sumar a clientes de mayor tamaño, como IBM, que fue una de las primeras en probar el producto y actualmente tiene a 30,000 empleados que usan Slack.

Pero su conexión más fuerte normalmente es a las startups pequeñas. Amazon podría ayudar a Slack a acceder a empresas más grandes que ya usan AWS y otras ofertas para mejorar la productividad de Amazon, de forma muy parecida a lo que hace Microsoft, que ofrece su producto Teams —el competidor de Slack— gratis a los grupos que utilizan el Microsoft Office 365.

RELACIONADAS

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Economía para todosCarlos Parodi

Empleo en Lima Metropolitana

Ruarte's - Washington CapitalLuis Moscoso

¿Que significa la reducción de la “Hoja d...

Mirando los Negocios al RevésJorge L. Boza

Monaguillos, estatuas y lavado de ropa. El c...

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO