“Buscarles cosas malas a los empleados es demasiado fácil”

La primera batalla de Alberto Araujo fue cambiar el chip de sus gerentes, lograr que dejen de ver al empleado desde arriba, para hacer del Hard Rock Café un lugar de trabajo feliz.

Hard Rock Café
Hard Rock Café

El despertador de Alberto Araujo suena a las 8 a.m., no a las 6 a.m., como el de todos los gerentes. Y no es por desidia, sino por fuerza. El gerente del Hard Rock Café nunca está en su cama antes de la 1 a.m. A esa hora, deja prendida la TV para poner a un lado las vicisitudes de sus 70 empleados y empezar a pensar en las propias.

¿Cómo es un día a cargo del Hard Rock Café?
El Hard Rock demanda bastante, aquí le decimos ‘hard work’. Es una empresa muy bonita, mi chef estuvo en Panamá el año pasado, mi bartender competirá en Orlando. Tengo ex empleados de Venezuela que han viajado por todo el mundo.

¿Es de los que se lleva consigo a su gente?
No, tengo a mi jefe de servicio, pero, en general, no lo hago. Es mucho más fácil contratar aquí. De lo contrario, tendría que pagar casas y abogados para trámites.

¿Cualquiera podría estar a cargo del Hard Rock Café?
Tienes que estar hecho para esto. Cuando tienes 70 personas a cargo, eres responsable por ellas. Todos tienen una vida distinta, sus problemas, y te los van a decir a ti. Si no estuviese aquí, no crearía el vínculo que a mí me gustaría crear con todos.

¿Cómo es el management a ‘lo Alberto Araujo’?
Trato de hacer las cosas cuando estoy seguro, no tomo riesgos. También procuro escuchar a todo el mundo y recoger lo mejor de cada persona, hasta hacerlo formar parte de mí.

¿Y no se fija en los defectos?
Me fijo en lo bueno y esa es la nueva tarea de mis gerentes. Buscarle cosas malas a la gente es demasiado fácil, porque todos las tienen. Es más efectivo potenciar lo bueno. Si solo buscas lo malo, te vas a quedar sin gente.

¿Qué es lo que diferencia a su grupo de trabajo?
Nosotros hacemos un muy buen equipo porque siempre estamos ahí para apoyarnos. Nadie viene a pegar gritos o mandar. Y esa fue una guerra que peleé con mis gerentes, porque no estaban acostumbrados a mi método de trabajo.

¿Eran más verticales?
Sí, el empleado era el empleado y estaba abajo. Me costó romper esa barrera, pero ya estamos casi al 100%. Antes, si un gerente me veía hablando con los chicos, me reclamaba ‘qué estás viendo con Alberto’, ‘no lo molestes, para eso estoy yo’.

¿Qué tienen en común sus 70 empleados?
Para trabajar aquí, tienes que ser tú mismo, como tú eres. No tenemos lineamientos. Queremos lograr que se levanten de su cama y piensen ‘ya me voy con mis patas a pasarla bien’.

Lima, la última ciudad en la lista, fue la elegida
“Compramos la franquicia para Venezuela y teníamos un tiempo con la compañía, ganando premios frente a otros locales del mundo, pero la situación del país cambió y tuvimos que salir a buscar un nuevo lugar”, narra Alberto Araujo.

La lista de destinos para su nuevo café era extensa, incluía Puerto Rico, donde un hotel Sheraton les ofreció espacio; Chile, Ecuador, Bolivia y, al final, estaba Lima.

“Fuimos a todos los sitios. Lima era el último porque había habido un Hard Rock Café en Larcomar y no le fue bien. Ese simple hecho te hace poner a una ciudad al final de tus opciones”, agrega Araujo, quien prefiere no arriesgarse; sin embargo, cuenta que una vez que llegó a Lima no se volvió a ir.

HOJA DE VIDA
Nombre: Alberto Araujo.
Cargo: Director del Hard Rock Café del Jockey Plaza.
Edad: 36 años.
Profesión: Administrador por la Universidad Santa María de Venezuela.
Hobbies: Ver televisión, estar en casa y viajar.
Nacionalidad: Venezolana.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Ruarte's - Washington CapitalLuis Moscoso

¿Que significa la reducción de la “Hoja d...

Mirando los Negocios al RevésJorge L. Boza

Monaguillos, estatuas y lavado de ropa. El c...

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO