“Antes de saber leer o escribir, aprendí a manejar el negocio”

En el 2015 la madre del director de Incasur cumple 100 años. De ella obtuvo la fuerza para no dejar que los problemas lo superaran.

stephanía Palomino Melgar
stephania.palomino@diariogestion.com.pe

Hace 43 años nació Incasur, dueña de las marcas Kiwigen y chocolate Sol del Cusco. Pero sus inicios se remontan a la época en la que la madre de Teodoro Ortiz vendía quinua en un mercado cusqueño. El empeño de sus padres logró el auge de la empresa de la familia.

¿Cómo se involucró en el negocio familiar?
Nací en el negocio de mi madre. Ella vendía quinua y pasaba el día ahí. Yo siempre estuve en las faldas de mi mamá por un accidente que tuve a los tres años cuando me quemé el rostro.
Ella me enseñó a enfrentar mis problemas y no dejar que la gente me tratara mal.

¿Cómo le sirvió esta enseñanza en su liderazgo?
Antes de saber leer o escribir, aprendí a manejar el negocio. Por eso vi que había una necesidad: faltaba vender quinua seca. Hablé con mi papá, que era mecánico, y creamos una máquina para hacer quinua perlada. Así empezó todo, ese fue el principio de la empresa.

¿Cómo logró mantener a flote el negocio?
El próximo año celebraremos los 100 años de mi madre, que aún nos acompaña. Queríamos invitar a un señor que empezó el negocio de supermercados en mi localidad, pero cuando él falleció murió su imperio, y de esa historia se aprende una gran lección.

¿En qué sentido?
Tus hijos deben estar en el proceso de construir contigo. Si se les facilita todo, piensan que el negocio es fácil, por eso las firmas desaparecen en la segunda o tercera generación.

¿Cómo aplicar eso?
Si mis hijos quieren estudiar en la universidad, por lo menos deben matricularse. Uno de mis hijos estaba estudiando muy bien, pero se relajó un poquito, así que lo mandé a estudiar a Juliaca con el sueldo de un obrero. Ahora él es mucho más responsable.

¿Es una persona decidida?
Siempre quise mi carro. Así que desde los 12 años me propuse tener uno. Ahorré, y años después me lo compré. El problema es que solo caí en la cuenta de que no podría manejarlo después de comprarlo, pues yo era menor de edad.

¿Cómo logró hacerlo?
Esperé. Al día siguiente de cumplir mis 21 años, fue tanta la emoción que me había olvidado una cosa: saludar al funcionario que me tomó el examen. Pasé las pruebas y casi no me da mi brevete por eso.

hoja de vida
Nombre: Teodoro Ortiz Tocre.
Cargo actual: Presidente del directorio de Incasur.
Reconocimiento: Ganador Premio Adulto Mayor de Prima AFP en el Campo Empresarial.

otrosí digo
Los clientes salvaron la firma
Oportunidades. Según el presidente del directorio de Incasur, una medida del Gobierno del expresidente Alberto Fujimori ocasionó que muchas firmas quebraran y obligó a muchas empresas a migrar hacia Lima. Él lo hizo decidido a encontrar oportunidades de negocio. Sostiene que la demanda y sus consumidores fueron los que salvaron a su empresa de quebrar. Para él ese es el secreto del éxito laboral.

RELACIONADAS

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Diálogo a fondoFondo Monetario Internacional

Perspectivas más recientes de las Américas:...

Herejías EconómicasGermán Alarco

Diversificación productiva clave

Minería 2021Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

La Oroya: una reflexión de cara al futuro

Evidencia para la gestiónVidenza Consultores

La Contraloría en buenas manos

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO