Adiós a filas en tiendas de Apple; más clientes ordenan online

Este año Apple amplió su programa de actualización del iPhone, en el que los clientes pagan una cuota mensual a cambio de un teléfono nuevo todos los años.

(Bloomberg).- El pasado viernes la imagen de entusiastas clientes haciendo fila ansiosos por obtener el iPhone más nuevo fue reemplazada por personas que buscan ganar un poco de dinero vendiendo su lugar en la línea. Por primera vez, ser de los primeros en entrar a las tiendas de Apple alrededor del mundo no fue garantía de obtener el nuevo iPhone.

Una combinación de una oferta limitada y la campaña de Apple de impulsar los pedidos anticipados por internet significaron que algunos clientes no pudieron obtener el iPhone 7Plus más grande.

El resultado: filas menos largas. Eso es un gran cambio con respecto al frenesí que se ha convertido en un ritual de la venta de un producto que todavía representa al menos 57% de los ingresos de Apple.

“Mi iPhone 5 murió hace dos días, se le zafó la pantalla”, dijo David Nelson, abogado de 51 años de edad, de Oakland, California, que esperaba en la parte posterior de una fila de cientos de personas afuera de la tienda de Apple en San Francisco el viernes por la mañana. “Si mi teléfono hubiera sobrevivido, no estaría aquí”.

Afuera de la tienda de Apple en Londres, en Covent Garden, había una fila bien organizada de cientos de personas, principalmente clientes con recibos que venían a recoger los teléfonos que ordenaron anticipadamente.

La línea afuera de la tienda de Apple en la Quinta Avenida en Nueva York fue la más pequeña desde el lanzamiento del iPhone 3GS en 2009, según el analista de Piper Jaffray, Gene Munster. Su equipo de investigación contó 400 clientes formados el viernes, que se comparan con los 1,880 que hicieron fila para el debut del iPhone 6 en septiembre de 2014.

Apple dijo a principios de esta semana que todos los modelos del iPhone 7 Plus con una pantalla de 5.5 pulgadas se agotaron con antelación, así como todos los otros teléfonos nuevos con el acabado brillante de color negro azabache.

Este año Apple amplió su programa de actualización del iPhone, en el que los clientes pagan una cuota mensual a cambio de un teléfono nuevo todos los años. Esto puede ayudar a estabilizar las ventas del iPhone en años sin nuevos modelos de gran éxito, y también reduce la necesidad de que las personas se formen durante horas afuera de las tiendas el día del lanzamiento. Luego de que este programa fue lanzado en Estados Unidos hace un año, iPhone Upgrade fue extendido al Reino Unido y China este año.

Varios empleados de Apple en Europa dijeron que sus tiendas no contaban con existencias para los clientes que no hicieron su pedido con antelación, pese a la declaración de Apple de que habría iPhone 7s disponibles en todos los colores además del negro azabache.

En las tiendas europeas donde había teléfonos disponibles para clientes que no ordenaron anticipadamente, la cantidad era limitada y quienes buscaban un color, capacidad o configuración en particular acabaron con un modelo que no querían o con las manos vacías, dijeron los empleados.

Algunas tiendas grandes de Apple en California recibieron menos de 100 teléfonos para los clientes que no hicieron su pedido con antelación, dijeron otros empleados que pidieron el anonimato.

Apple no revelará las ventas iniciales del fin de semana de los nuevos modelos, rompiendo con la tradición de los últimos años.

RELACIONADAS

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Economía para todosCarlos Parodi

Desaceleración china y América Latina

Predio legalMartín Mejorada

La compra de participaciones

El cine es un espejoRaúl Ortiz Mory

Winning: The Racing Life of Paul Newman

EDUCACIÓN PREVISIONAL AFP Habitat

La importancia de proyectar tu pensión

Desafíos para el progresoBanco Interamericano de Desarrollo

Cinco razones por las que los acuerdos comerc...

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO