Venza a la dilación pensando en el futuro

Harvard Business Review. Puede interrumpir su tendencia a dejar las cosas para después haciendo que el futuro se sienta más real.

Puede interrumpir su tendencia a dejar las cosas para después haciendo que el futuro se sienta más real. A continuación cómo hacerlo:

_ Visualice: Tómese un momento para pintar una vívida imagen mental de los beneficios de terminar una tarea. Si hay una llamada telefónica que esté evitando o un correo electrónico que esté posponiendo, imagínese la sensación de satisfacción que tendrá cuando se haya terminado.

_ Comprométase con anterioridad, públicamente. La mayoría no queremos parecer holgazanes ante los demás. Así que anímese a decir “Te voy a enviar el informe al final del día”; puede ser justo lo suficiente para hacer más atractiva la toma de acción.

_ Confronte la desventaja de la inoperancia. En lugar de decirse a usted mismo que puede hacer la tarea mañana, oblíguese a pensar en la desventaja de posponerla.

(Adaptado de “How to Beat Procrastination”, de Caroline Webb).

+

Hágase cargo de tareas incómodas para ayudarlo a crecer

Quizás prefiera tragar vidrio antes que tener conversaciones superficiales con extraños en un evento para establecer contactos. O quizás la idea de hablar en público lo haga sudar frío. Pero la realidad es que aunque estas tareas no le sean placenteras, son necesarias para crecer profesionalmente. Así que empiece con pasos chicos. En lugar de dar una charla en un evento de la industria, anótese en una clase de oratoria. En vez de hablar en la sala de juntas frente a sus colegas séniores, comience haciéndolo en reuniones más pequeñas con compañeros del mismo nivel para ver cómo se siente. Tal vez tropiece, pero está bien. De hecho, es la única forma en que aprenderá.

(Adaptado de “If You’re Not Outside Your Comfort Zone, You Won’t Learn Anything”, de Andy Molinsky).

+

Haga las preguntas correctas antes de usar aplicaciones de productividad

Muchos buscamos la aplicación más reciente o el nuevo software sofisticado que finalmente nos ayude a administrar el tiempo. Pero ni siquiera el programa más bien diseñado nos ayudará a menos que ya tengamos en marcha un proceso de gestión de flujo de trabajo, o metodología. Entonces, antes de instalar la última aplicación, pregúntese “¿Cómo rastreo las tareas actualmente? ¿Cómo encajará este software en mi proceso existente?” Luego pregúntese “¿Qué problemas quiero que resuelva esta herramienta?” No hay dudas de que la tecnología puede mejorar la productividad. Pero cuando invierta su tiempo en una herramienta nueva, céntrese primero en su metodología para saber qué le conviene más.

(Adaptado de “Until You Have Productivity Skills, Productivity Tools Are Useless”, de Maura Thomas).

+

Qué preguntar a los candidatos que rechazan su oferta laboral

La próxima vez que reciba una llamada o un correo electrónico con un “No, gracias”, explique que no les guarda rencor y profundice para obtener más información. Céntrese en preguntas como:

_ ¿Cuáles fueron los aspectos positivos vio en el puesto?

— ¿Cuáles fueron son preocupaciones sobre el cargo?

— ¿Cuáles fueron los factores más importantes en la decisión que tomó?

— ¿Qué retroalimentación puede dar sobre sus entrevistas, entrevistadores y sobre el proceso de entrevista en sí mismo?

— ¿Puede darnos retroalimentación para el gerente de contratación, para el departamento de recursos humanos o para la organización en general?

Estas conversaciones pueden ser incómodas, pero si no pide retroalimentación a las personas que ha entrevistado, éstas podrían darla públicamente, como en una página de Internet como Glassdoor.

(Adaptado de “Why You Should Interview People Who Turn Down a Job With Your Company”, de Ben Dattner).

+

Cree políticas de devolución más inteligentes

La mayoría de las empresas impone restricciones para intentar prevenir demasiadas devoluciones. Esto es comprensible, pero las compañías deberían adoptar un enfoque más equilibrado y ser selectivamente indulgentes (o restrictivas). A continuación algunas estrategias que funcionan:

_ Sea selectivamente indulgente con base en la causa de devolución. Por ejemplo, Gap tiene una política de devolución de 45 días para cualquier cambio pero ofrece una política de devolución irrestricta para todos los productos defectuosos.

_ Sea selectivamente indulgente con base en el tiempo. Neiman Marcus ofrece un reintegro de 100 por ciento para devoluciones de menos de 60 días después de la compra; un 75 por ciento de devolución para compras de entre 60 y 120 días y así sucesivamente.

_ Sea selectivamente indulgente con sus clientes más importantes. Sam´s Club pide el recibo (una restricción basada en esfuerzo) a los que no son miembros, aunque no lo hace con sus miembros.

(Adaptado de “How to Design a Return Policy”, de Narayan Janakiraman, Holly Syrdal y Ryan E. Freling).

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

El cine es un espejoRaúl Ortiz Mory

Sully: hazaña en el Hudson

Riesgos FinancierosGregorio Belaunde

La Alianza ARISE para el Sector Privado: ¡Na...

MillennialsPamela Romero Wilson

Carlos Blancas: "Me inspiro en la calle"

El Vino de la Semana

¨Reenamórate¨

Divina EjecutivaFiorella Garcia-Pacheco

Ideas para la Fiesta de la Oficina - Código ...

PREGUNTA
DEL DÍA

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO