Subraye su lealtad al negociar un aumento

Harvard Business Review. Incluso si ha estado viendo otros puestos o ha ido a algunas entrevistas, puede enfatizar cuánto le gusta su trabajo y la organización.

CONSEJOS DE CONVERSACIÓN

En lugar de poner en riesgo su trabajo con amenazas, empuje sutilmente a su jefe para que le dé un aumento señalando su lealtad. Incluso si ha estado viendo otros puestos o ha ido a algunas entrevistas, puede enfatizar cuánto le gusta su trabajo y la organización. Pudiera decir: “He estado recibiendo muchas llamadas de buscadores de talento, pero no me interesan”. Esto muestra al jefe que tiene alternativas pero que no es desleal. Si efectivamente le han hecho una oferta, explique que se entrevistó porque quería explorar qué otras cosas había dando vueltas pero que realmente no desea aceptarla. Pudiera decir: “Me encanta estar aquí. Estoy comprometido con quedarme, y también quiero que me paguen lo justo”.

(Adaptado de “Setting the Record Straight: Using an Outside Offer to Get a Raise”, de Amy Gallo)

+

Juegue a “la pelota” en su próxima sesión de lluvia de ideas
No todas las sesiones de lluvia de ideas tienen que empezar desde cero. Si su equipo ya tiene una o dos ideas, en su próxima reunión puede usar el enfoque de agarrar “la pelota’”. Así es como funciona: alguien del equipo “lanza” la idea a otra persona. Quien sea que la “atrape” debe entenderla, reflexionarla y mejorarla. Esa persona vuelve a lanzar al grupo la idea modificada, donde alguien más la atrapa y la mejora más. Con su participación, cada persona tiene la oportunidad de cambiar la idea y enriquecer la conversación. Esto confiere a cada miembro del equipo un sentido de responsabilidad compartida y compromiso con la idea.

.

+

Mantenga enfocada la conversación en su próxima reunión

Incluso si todo se relaciona con la agenda, un equipo pierde inercia cuando la gente empieza a transitar múltiples conversaciones sin llegar a una conclusión. Mantenga enfocada la reunión con la siguiente simple regla: el que saca a flote el tema, lo aterriza. Si saca a luz un tema o hace una pregunta, responsabilícese de asegurarse que la cuestión esté resuelta antes que el equipo cambie a otra cosa. Eso a menudo significa escuchar a todos, aunque solo sea para averiguar si están de acuerdo con lo que propone. Por ejemplo, si dice “dada nuestra discusión, pienso que no deberíamos ajustar nuestro plan hasta que veamos información financiera del primer trimestre”, siga con la pregunta: “¿A alguien le genera dudas hacerlo?’”

.

+

Ayude a su equipo en tiempos de crisis

Las tragedias nacionales (tiroteos masivos, huracanes, bombarderos suicidas) nos afectan a todos. Un líder fija el tono emocional en las buenas y en las malas. Como gerente, ¿cómo ayudar a la gente a manejar sus sentimientos durante tiempos de crisis?

_ No reprima sus sentimientos. Investigaciones muestran que hacerlo no es bueno ni físicamente ni mentalmente. Y aunque pudiéramos querer dejar afuera del trabajo nuestra tristeza, dolor, confusión y coraje, simplemente no podemos. Está bien hablar en el trabajo de lo que sentimos, especialmente en tiempos duros.

_ Cree seguridad psicológica. Pregunte a las personas cómo se sienten y qué piensan de lo ocurrido. Aliéntelas a que hablen sobre lo que están pensando.

_ Decídase a hacer el bien. Actos horrorosos pueden socavar nuestro sentido del bien. Use el acontecimiento como trampolín para que su equipo haga algo positivo en su organización o comunidad.

(Adaptado de “Being a Good Boss in Dark Times”, de Jennifer Porter).

+

Formas simples de ser más considerado con sus colegas

Nadie quiere ser considerado egoísta en el trabajo. Pero si es desconsiderado, es probable que no sea por mala persona; quizás sea porque no está prestando atención o porque ha dedicado muy poco tiempo a ser consciente de las opiniones de los demás. Vuélvase más consciente y se volverá más considerado.

Empiece prestando más atención al lenguaje corporal: mantenga el contacto visual. Busque señales de emoción en la cara de sus colegas. Y tómese en serio lo que piensen los demás. No se enfoque excesivamente en demostrar su punto. En cambio, haga preguntas con sincera curiosidad que lo ayuden a entender por qué los demás piensan lo que piensan. Cuando vea las cosas desde la perspectiva de la otra persona, a menudo encontrará sorprendentes puntos en común.

.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Marketing 20/20Michael Penny

Marketing mix: ¿entre las 4Ps y las 4Cs?

Economía para todosCarlos Parodi

¿Qué es una burbuja especulativa?

El cine es un espejoRaúl Ortiz Mory

Sully: hazaña en el Hudson

Riesgos FinancierosGregorio Belaunde

La Alianza ARISE para el Sector Privado: ¡Na...

MillennialsPamela Romero Wilson

Carlos Blancas: "Me inspiro en la calle"

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO