LinkedIn: Cuando un mal uso de la red daña su reputación (y la de su empleador)

¿Una compañía es responsable del comportamiento de sus empleados en la plataforma de contactos profesionales? Esta demanda que involucra a LinkedIn argumenta que la red es una “extensión del lugar de trabajo”.

(Foto: Bloomberg)
(Foto: Bloomberg)

(Bloomberg).- Tinder es para citas. Facebook es para los amigos. LinkedIn es para… depende de a quién le pregunte. La plataforma de redes profesionales está diseñada para conectarse con colegas, clientes y posibles futuros jefes, pero el comportamiento en el sitio puede distar de la diplomacia de una sala de reuniones.

En una demanda presentada el martes por la noche en Los Ángeles, una profesional de rango medio del sector financiero identificada solo como Jane Doe denunció que unas tratativas de reclutamiento en LinkedIn tomaron un giro inadecuado cuando recibió mensajes sexuales de un banquero que estaba tratando de reclutarla utilizando su cuenta corporativa. Uno de los mensajes incluyó una fotografía de sus genitales.

Las mujeres se quejan desde hace tiempo de conductas desagradables en LinkedIn, pero en el reclamo ante el tribunal del estado de California (presentado por el bufete de abogados Mark Geragos), Doe argumenta que un empleador es responsable del comportamiento de los empleados en la plataforma.

LinkedIn es una extensión del lugar de trabajo, similar a la oficina o a un evento de redes corporativas, se alega. Si no se coquetea en una conferencia telefónica, tampoco debe hacérselo en LinkedIn. Si alguien lo hace, tanto esa persona como su empresa podrían pagar el precio.

Entre diciembre de 2015 y marzo de este año, Doe, que trabaja para una compañía del Fortune 500 en California, y Aaron Eichler, identificado en la demanda como director gerente de SunTrust Robinson Humphrey Inc., una unidad de SunTrust Banks Inc., intercambiaron varias decenas de mensajes.

Los dos se encontraron cuando Doe, que todavía estaba con su anterior empleador, avanzaba en un acuerdo que involucraba a la compañía de Eichler, dijo Doe en una entrevista. Eichler inicialmente envió mensajes a Doe sobre potenciales oportunidades de trabajo.

Cuando Doe expresó su interés en saber más, los mensajes pasaron de profesionales a no profesionales, alegó. “¿Y qué haces tan tarde? Aquí está mi número, si quieres jugar”, escribió Eichler, según documentación presentada al tribunal.

Más tarde añadió que eso podría ser un “secreto nocturno” antes de enviar una fotografía explícita, alegó ella. Después de que Doe no respondió, escribió “Uy, supongo que metí la pata”.

La demandante pide daños no especificados por acoso sexual, angustia emocional intencionalmente causada y retención y supervisión negligentes.

“Tomamos las acusaciones de esta naturaleza muy en serio, no condonamos la conducta acosadora y damos por sentadas las conductas adecuadas”, dijo un portavoz de SunTrust antes de presentada la demanda. “Una vez que conocimos las acusaciones iniciamos una investigación que está en curso”.

LinkedIn anima a los miembros a denunciar el acoso marcando las conversaciones como “inapropiadas u ofensivas”. La compañía dijo que investiga incidentes y toma “medidas apropiadas”, lo que puede comprender la exclusión de la plataforma. Además de denunciarlos, los miembros también pueden bloquear a los acosadores.

Eichler todavía tiene un perfil activo en LinkedIn. En una entrevista telefónica, Doe dijo que se sorprendió después de recibir la foto, pero que no sabía cómo bloquearlo en la aplicación de LinkedIn. Eichler no respondió inmediatamente las solicitudes de comentarios.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO