Las entrevistas de trabajo con robots serán inevitables ¿Son convenientes o no?

Para muchos de nosotros, pronto la experiencia será inevitable. La entrevista de trabajo libre de humanos está en aumento. Aquí algunos consejos para tener éxito en su presentación.

(Bloomberg).- El futuro de las entrevistas de trabajo podría espantarlo. Espantó a Jake Rosen.

Rosen, un alumno recién graduado de UCLA, estaba postulando para ser un asistente en la NBC cuando supo que no iría a una oficina para conversar con un ser humano sobre sus habilidades. En su lugar, fue entrevistado a través de una cámara web y de un ordenador portátil.

¿Hablamos de Skype, cierto? No, nada tan personal como eso. Rosen grabó sus respuestas y las envió de vuelta al encargado de recursos humanos de la NBC para que fueran revisadas según la conveniencia de la compañía.

Se trata de las entrevistas con un robot y funcionan más o menos así. En la experiencia más humana, el encargado de las contrataciones, que tampoco es un experto en el arte del video digital, entrega las respuestas grabadas. O bien, si realmente se trata de Mr. Robot, una pregunta aparece en la pantalla.

El tiempo para responder es limitado. Uno habla con el ordenador, graba las respuestas, y las envía de regreso a la compañía. A veces aparece una pregunta práctica para que los posibles empleados se acostumbren a hablar con una cámara. Otras no. Finalmente, a menudo, usted tendrá la oportunidad de volver a grabar sus respuestas.

Para las personas tímidas, podría ser un sueño hecho realidad. No se necesita un apretón de manos firme, y seguro, usted olerá bien. Además, a todos nos encantará la opción de poder volver a grabar las respuestas cuando las hemos inventado y murmurado.

Para todos los demás, en el mejor de los casos será incómodo. Es un encuentro bastante profesional, un poco similar a FaceTime, solo que aquí uno está obligado a ver su gran y nervioso rostro mientras habla de las razones por las que quiere trabajar en la empresa.

Es algo que se parece más a actuar para un público invisible que a una conversación, porque en esencia eso es. Al no estar acostumbrado a la cámara, Rosen se sintió nervioso desde la primera pregunta, lo que influyó en el resto de su entrevista, dijo.

“Obviamente, yo no soy una estrella de YouTube”, dijo. “Hablar a una cámara es una experiencia tan extraña. Francamente, fue horrible”. Jamie Black, que sufrió con la experiencia de la video entrevista al postular a un trabajo en una escuela, dijo que se sintió “más como un programa de juegos que como una entrevista”.

Para muchos de nosotros, pronto la experiencia será inevitable. La entrevista de trabajo libre de humanos está en aumento. HireVue, una de un puñado de empresas a cargo del diseño del software para las entrevistas por video, trabaja con 600 organizaciones de gran tamaño, como Deloitte, JPMorgan Chase, Under Armour y con la mayoría de las principales aerolíneas de Estados Unidos.

Este año, la compañía realizará 2.5 millones de entrevistas, frente a las 13,000 realizadas hace 5 años. Casi el 90% de esas entrevistas son “por encargo” y al otro lado no hay nadie que tenga vida y que respire.

El mejor consejo podría ser simplemente relajarse.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

MillennialsPamela Romero Wilson

Carlos Blancas: "Me inspiro en la calle"

El Vino de la Semana

¨Reenamórate¨

Divina EjecutivaFiorella Garcia-Pacheco

Ideas para la Fiesta de la Oficina - Código ...

Empresa y riesgo penalEduardo Herrera Velarde

Un regalo prenavideño: el ISO anticorrupció...

Comunicación estratégicaMiguel Ugaz

El Marketing de Contenidos en el Perú

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO