Empleos y salarios caen donde se usan más robots, revela estudio

Las industrias que se robotizan tienden a aumentar la producción. Pero los robots pueden tener graves consecuencias para los trabajadores.

(Bloomberg).- ¿Está a punto de ser reemplazado por un robot? La pregunta tiene amplias implicaciones para la economía de Estados Unidos, especialmente para el sector manufacturero.

Las industrias que se robotizan tienden a aumentar la producción. Pero los robots pueden tener graves consecuencias para los trabajadores.

Dos economistas concluyeron recientemente que tanto los empleos como los salarios caen en las partes de Estados Unidos donde se instalan más robots.

El estudio de marzo del 2017 de Daron Acemoglu del Instituto de Tecnología de Massachusetts y Pascual Restrepo de la Universidad de Boston revisó los mercados laborales locales en los que las instalaciones de robots han crecido más.

El Alto Medio Oeste, particularmente Michigan, fue el punto cero para la explosión del robot de 1990 a 2007. Eso tiene sentido, ya que la industria automovilística es la que más robots utiliza.

En Beaumont, Texas, muchos empleados trabajan en la industria de plásticos, productos químicos y farmacéuticos, que también usa mucho los robots. Wilmington, Delaware, tiene una gran cantidad de trabajadores en esa industria y otros en la fabricación de automóviles, de acuerdo con Restrepo, uno de los investigadores.

Esos aumentos tendieron a significar menos empleos. Por supuesto, muchos factores influyen en el empleo en la industria manufacturera. La competencia extranjera, la sobrevaloración del dólar y el aumento de la productividad también desempeñan un papel importante.

Pero incluso después de tomar todos esos factores en cuenta, Acemoglu y Restrepo encontraron que los robots reducen el número de trabajadores y los salarios locales. Su investigación incluyó cualquier máquina que fuera autónoma y capaz de realizar múltiples tareas.

El período cubierto por el estudio terminó justo antes de la recesión de 2007-09. Acemoglu y Restrepo dijeron que la recesión introdujo demasiadas variables que afectaron el empleo, lo que habría hecho más difícil aislar el impacto de los robots.

Entonces, ¿qué ha sucedido desde la recesión, y qué significa para los trabajos de manufactura? Primero que nada, a la industria de Estados Unidos todavía le gustan los robots: los pedidos de nuevos robots cayeron durante y justo después de la recesión. Pero se han recuperado desde entonces.

No obstante, la automatización no termina con los robots. Los datos de la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS por sus siglas en inglés) muestran que el “equipo” -máquinas, muebles, vehículos y programas informáticos, junto con algunos otros componentes- son cada vez más importante en los procesos de producción en comparación con la mano de obra.

Dentro de las industrias manufactureras, que históricamente han estado a la vanguardia en el uso de robots en la producción, hubo aumentos generalizados:

Aumento en el uso del capital versus mano de obra en la producción(1987-2014)
• + 668% Productos Informáticos y Electrónicos
• + 500% Petróleo y Carbón
• + 356% Muebles y productos relacionados
• + 327% Ropa, Cuero y Productos Aplicados
• + 249% Equipo de Transporte
• + 199% Maquinaria
• + 183% Impresión y actividades de apoyo relacionadas
• + 119% Productos Químicos
• + 115% Productos Alimenticios y de Bebidas y Tabaco
• + 113% Productos Minerales No Metálicos
• + 105% Varios
• + 79% Productos Metálicos Primarios
• + 67% Fábricas de Textiles y Fábricas de Productos Textiles
• + 62% Productos de Metal
• + 54% Plásticos y productos de caucho
• + 49% Equipos, Aparatos y Componentes Eléctricos
• + 9% Productos de Papel
• + 4% Productos de Madera

[Fuente: Oficina de Estadísticas Laborales, Oficina de Productividad y Tecnología]

Esto parece coincidir con el aumento de la productividad en muchos sectores. A menudo, cuando hay un aumento en el uso del equipo, también hay un aumento en la producción. Y la producción está creciendo más rápido que el empleo, lo que significa que la producción por trabajador está aumentando.

Sin embargo existen grandes disparidades entre sectores. En algunos, como en el sector de la confección, la producción ha caído junto con el empleo, aunque la industria se ha automatizado. Algunos de los sectores con mayores pérdidas de puestos de trabajo fueron los que no se automatizaron intensamente, como los textiles y los productos de papel. Eso demuestra que no tener robots no necesariamente protege el empleo.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Misión VerdeL+1

Todo Existe

Riesgos FinancierosGregorio Belaunde

La Capacidad de Adaptación, Mitigante del Ri...

El cine es un espejoRaúl Ortiz Mory

El planeta de los simios: la guerra

Minería 2021Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

¿Alguien habló de Competitividad?

Consumer PsycoCristina Quiñones

Insights Culturales: Arequipa, más que rocot...

PREGUNTA
DEL DÍA

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO