Dos formas de dejar atrás el estrés laboral

Harvard Business Review. Con mucha frecuencia descargamos nuestro estrés laboral en nuestros amigos, hijos o parejas. A continuación dos formas de asegurar que los problemas del trabajo se queden en la oficina.

*-Tener un hábito de “fin del trabajo”. Mande una señal al cerebro de que es hora de irse a casa con un ritual que ayude a relajarse. Tome un camino a casa más panorámico, escuche música en el autobús o vaya al gimnasio.

*-Cree un tercer espacio. Es fácil simplemente viajar de ida y vuelta (física y emocionalmente) entre la casa y la oficina. Pero tener un tercer espacio además de estas dos ubicaciones ayudará a descomprimirse. Puede ser cualquier cosa, desde una cafetería tranquila o un club de libros hasta una noche de cartas.

(Adaptado de “Don’t Take Work Stress Home With You”, de Jackie Coleman y John Coleman)

Obtenga lo que necesita de un MOOC

Para aprovechar al máximo un curso masivo abierto de Internet (MOOC, por su sigla en inglés), no tiene que dedicarle horas y horas de tiempo. Generalmente hay tres formas de aprender lo que necesita:

*-Optar por la certificación. Esto significa completar todo el trabajo del curso, y a veces pagar una cuota. Es una buena inversión si tiene que demostrar ante su patrón actual o potencial que tiene ciertas habilidades.

*-Ser oyente. Otra opción es ver los videos pero no completar las tareas. Es el camino indicado si busca ponerse al día en un tópico y no puede comprometer varias horas a la semana a la carga de trabajo.

*-Mostrar. Esto significa ver un video por aquí o por allá para sacar el conocimiento específico que necesita. Por ejemplo, digamos que quiere hacer un poco de modelaje con regresiones en Excel. En lugar de ver todo un curso, pudiera buscar solo una clase en un curso más amplio de estadística.

(Adaptado de “3 Ways to Use MOOCs to Advance Your Career”, de Walter Frick)

Haga festejos para marcar momentos importantes en el trabajo

Las ceremonias de oficina a menudo se enfocan en festejar lo positivo: cumpleaños, aniversarios de trabajo, promociones. Este tipo de reconocimiento es importante, pero las compañías también deberían considerar hacer uso de celebraciones para ayudar a la gente durante tiempos duros.

Esto puede ser una forma poderosa para marcar dificultades, honrar a aquéllos que se han sacrificado y ayudar a que la gente avance. Tal vez no le convenga descorchar una botella de champaña luego de una reorganización difícil, pero pudiera reunirse como grupo y leer en voz alta la declaración de misión y hacer un simulacro de funeral para el pasado. Experiencias comunales como estas pueden ayudar a reforzar los lazos de su grupo, valores y visión.

Adaptado de “Why Your Company Needs More Ceremonies”, de Patti Sánchez)

Evalúe si está trabajando con datos de calidad

Mala información causa todo tipo de problemas: malas decisiones, clientes enojados, costos más altos. Use este ejercicio para evaluar si sus datos tienen problemas.

*-Acopie. Reúna los últimos 100 registros de datos que su grupo haya usado o creado. Por ejemplo, si su grupo toma pedidos de clientes, reúna las últimas 100 órdenes. Después, enfóquese en entre 10 y 15 atributos o elementos críticos de los datos del registro.

*-Evalúe. Pida a dos o tres personas conocedoras de la información que se le unan en una reunión de dos horas. Trabajando expediente por expediente, marque errores obvios, como nombres de clientes mal escritos o información que haya sido puesta en una columna incorrecta.

*-Resuma los resultados. Totalice el número de registros perfectos y después determine qué porcentaje de su información es precisa. Si tiene un problema de calidad de datos, enfoque los esfuerzos para solucionarlo.

(Adaptado de “Assess Whether You Have a Data Quality Problem”, de Thomas C. Redman)

Cómo decir al jefe que discrepa

La mayoría de los gerentes se queja de que no les comentan suficientes puntos de vista alternativos. Para discrepar constructivamente, pruebe las siguientes cosas:

*-Haga sugerencias que su gerente pueda aplicar, no solo objeciones. En lugar de señalar que un sistema es defectuoso, diga: “¿Qué tal si contactamos a otras personas de la industria que hayan usado este sistema para ver si están teniendo los mismos problemas?”

*-Ofrezca una gama de opciones. Es probable que las decisiones binarias (“A tu manera o a la mía”) se topen con resistencia. Sugerir posibilidades señala su flexibilidad e invita a su gerente a responder con la misma moneda.

*-Evite un lenguaje de “botón rojo”. Por ejemplo, si el jefe siempre recula cuando alguien describe un enfoque como “mejor práctica” o como “la próxima gran cosa”, encuentre otra forma de expresarse.

(Adaptado de “Managing Up”, de la serie “20-Minute Manager”)

RELACIONADAS

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Marketing 20/20Michael Penny

Marketing mix: ¿entre las 4Ps y las 4Cs?

Economía para todosCarlos Parodi

¿Qué es una burbuja especulativa?

El cine es un espejoRaúl Ortiz Mory

Sully: hazaña en el Hudson

Riesgos FinancierosGregorio Belaunde

La Alianza ARISE para el Sector Privado: ¡Na...

MillennialsPamela Romero Wilson

Carlos Blancas: "Me inspiro en la calle"

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO