¿Cuántas probabilidades tiene una mujer de ser CEO de un gran banco?

Cuando hay una sola candidata entre cuatro finalistas, las probabilidades de que obtendrá el trabajo son estadísticamente cero, según un estudio de Harvard Business Review.

(Bloomberg).- Cuando el director de operaciones de JPMorgan Chase & Co. Matt Zames, por mucho tiempo considerado el futuro máximo responsable, anunció su decisión de abandonar el banco la semana pasada, la atención se volvió a otros ejecutivos en el banquillo y, por primera vez, no es nula la probabilidad de que la próxima líder del banco sea una mujer.

Esto se debe a que dos mujeres —la máxima responsable ejecutiva de Administración de Activos y Riqueza, Mary Callahan Erdoes, y la directora financiera, Marianne Lake— permanecen en el círculo interior del máximo responsable ejecutivo, Jamie Dimon, y que haya más de una persona en carrera es importante, dicen investigadores.

Cuando hay una sola candidata entre cuatro finalistas, las probabilidades de que obtendrá el trabajo son estadísticamente cero, según un estudio de Harvard Business Review.

Al aumentar el número de mujeres finalistas de uno a dos, las probabilidades se incrementan a 50%. “Si hay una mujer allí, nunca recibirá consideración total: es simbólica”, dijo Stefanie Johnson, profesora adjunta de la Universidad de Colorado en Boulder y una de las autoras del estudio de 2016. “Cuando hay dos mujeres entre los candidatos, entonces realmente hay que estudiar sus calificaciones”.

Cuatro de los cinco mayores bancos de Estados Unidos ahora tienen dos mujeres en puestos que las ponen en carrera por el cargo de máxima responsable ejecutiva, de acuerdo con un análisis de los comités de liderazgo de las empresas. (Se excluyeron puestos de alto nivel como los de auditora o jefa de recursos humanos porque rara vez conducen al máximo cargo).

En Goldman Sachs Group Inc., Isabelle Ealet es la única mujer en el comité de administración con un papel —codirectora de comercio— que normalmente la haría candidata a suceder al máximo responsable, Lloyd Blankfein. Ealet ha mantenido un perfil extremadamente bajo y algunos colegas dicen dudar de que quiera ser el centro de atención que viene con el título de máxima responsable ejecutiva.

Antes de que Dimon se convirtiera en máximo responsable de JPMorgan en el 2005, no había probables sucesoras entre los gerentes de alto rango, muestran expedientes de la Comisión de Valores y Bolsa (SEC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos. La última vez que Citigroup Inc. y Morgan Stanley reemplazaron a sus máximos responsables, en 2012 y 2010 respectivamente, no había ninguna mujer entre los candidatos internos obvios.

“Creemos que es esencial construir un canal de talento diverso en Citi y estamos centrados en atraer, desarrollar, promover y retener mujeres en todos los niveles de la empresa”, dijo una portavoz de Citigroup en un comunicado. Morgan Stanley, Goldman Sachs y JPMorgan se negaron a hacer comentarios.

Cuando el género es la única diferencia que separa a un candidato de los otros, es visto como una opción más riesgosa, dijo Johnson. Añadir una mujer más es suficiente para cambiar la norma. El pasar de dos a tres candidatas tiene un impacto marginal mucho menor.

Aunque hay bancos dirigidos por mujeres —Beth Mooney, en KeyCorp, y Margaret Keane, en Synchrony Financial— ninguno de los mayores bancos de Estados Unidos por activos ha tenido una máxima responsable femenina. Tal vez no lo tengan por un tiempo.

No se prevé que ninguno de los máximos ejecutivos —comprendido Dimon—abandone su puesto en el corto plazo. Cuando lo hagan, no se sabe si alguna de las mujeres en la jerarquía superior de la banca seguirá en carrera.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Economía para todosCarlos Parodi

Empleo en Lima Metropolitana

Ruarte's - Washington CapitalLuis Moscoso

¿Que significa la reducción de la “Hoja d...

Mirando los Negocios al RevésJorge L. Boza

Monaguillos, estatuas y lavado de ropa. El c...

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO