Cuando el buen humor es clave para el éxito en el trabajo

Decenas de estudios sugieren que el humor puede ser, al menos, una de las claves del éxito en el trabajo, según información difundida por Forbes. Hoy en día, algunas organizaciones están recurriendo a la jovialidad.

El humor posee una ventaja en sí mismo para que las personas aborden con eficiencia su trabajo. Las organizaciones con estructuras menos jerárquicas, y con una comunicación horizontal entre empleador y empleado suelen albergar ambientes, en donde el humor es una característica indispensable.

Las personas podrán disfrutar trabajar con usted.
A las personas les gusta trabajar con gente agradable, compañeros que se mantengan 100% enfocados en sus actividades laborales, y que pese a ello, no pierden el buen sentido del humor, y evitan disgustarse por cualquier motivo.
Los empleados carismáticos suelen añadir nuevos amigos a su red de contactos y poseen un poder de influencia sorprendente.

El humor acaba con la tensión.
Reírse durante el día conduce a una respuesta física capaz de combatir momentos de tensión. Cuando la persona se encuentra estresada, o sometida a una alta tensión, su desempeño laboral se ve -inevitablemente- perjudicado. Sin embargo, una risa, un momento de relajación o distensión puede repararlo.

Fomenta confianza.
Se puede construir confianza con el uso eficaz de humor porque, a menudo, ese aspecto positivo de la persona revela su autenticidad, al mostrarla tal cual es, haciéndose innecesario mostrar la imagen de un profesional serio o rígido.
Las personas agradables y auténticas, a la vez, suelen ganarse rápidamente la confianza de sus compañeros de trabajo, lo cual fomenta la destrucción de las barreras comunicacionales.

Puede permitir que su empresa se sobresalga.
Esa característica -de encontrarse ‘incorporada’ en la mayoría de los empleados- puede propiciar que la empresa destaque y, brinde más que un buen servicio al cliente. Ello fomenta la formación de un nutrido grupo de seguidores leales.

Se puede aumentar la productividad.
El humor crea un ambiente alegre, donde se fomenta la interacción, el intercambio de nuevas ideas, y se pierde el miedo al error o al fracaso, al contarse con el respaldo de los demás colegas.
Al encontrarse en un ambiente jovial, los trabajadores hallarán nuevos motivos para sentirse a gusto con su trabajo, el entusiasmo se torna contagioso. Todo ello fomenta una mayor productividad.

RELACIONADAS

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Riesgos FinancierosGregorio Belaunde

Los Sismos de México y Nosotros

Consumer PsycoCristina Quiñones

Generación Juvenescente: “Si crees que me ...

La Economía de la ExperienciaContinuum

Innovaciones que no funcionan, parte 1: Busin...

Innovar o ser cambiadoAndy Garcia Peña

Laboratorios de Innovación

Economía para todosCarlos Parodi

Crecimiento económico en el Perú y sus pres...

PREGUNTA
DEL DÍA

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO